"El doblete Arenas-Rajoy es perfecto para Andalucía"

  • María San Gil, de visita en Málaga, habla sobre el terrorismo y las semejanzas entre Andalucía y el País Vasco, por "el tiempo de hegemonía de los mismos"

Comentarios 4

María San Gil, presidenta del PP del País Vasco, visitó ayer Málaga con la agenda bien cargada. Merendó churros con la asociación de vecinos Ardira antes de grabar un programa de televisión. Luego dio una charla organizada por Mujer siglo XXI. Hoy viaja a Sevilla y la primera noche de campaña la pasará en Vitoria. No sabe cómo, pero confía en sacar tiempo para no perderse el debate entre Solbes y Pizarro.

-¿Por qué Mariano Rajoy y no Rodríguez Zapatero?

-Por confianza, ése es el resumen. Una de las claves de esta campaña va a ser preguntar a los ciudadanos en quién confían más, porque votar es depositar tu confianza en alguien para que rija el país cuatro años. En una famosa campaña norteamericana preguntaban a quién compraría usted un coche y creo que en esta campaña tendríamos que preguntar en manos de quién dejaría usted el país. Y no tengo dudas de que la respuesta mayoritaria será en manos de Rajoy.

-¿Cree a Zapatero cuando dice que no negociará más con ETA?

-No. Los hechos están demostrando que teníamos razón cuando hemos dicho que esto no era un proceso de paz, que era un proceso de negociación, que se estaban haciendo planteamientos políticos, que a ETA se le estaba dando un precio político por dejar de matar. Y ahora estamos descubriendo que Zapatero mintió cuando dijo que después del atentado de la T-4 no hubo negociaciones. Zapatero ha negociado políticamente con la banda y eso en cualquier otro país haría que un presidente del Gobierno dimitiera. Pero aquí no pasa nada. No se sonroja, no se le cae la cara de vergüenza, ni siquiera le vemos un ápice de arrepentimiento.

-¿Y Rajoy no intentará abrir un proceso de negociación si llega a La Moncloa?

-No, lo ha dicho muy claro. Nunca habrá una negociación política con ETA. Si a Rajoy le toca como presidente del Gobierno hablar con ETA, será para verificar la voluntad real de dejar las armas sin conseguir nada a cambio. Ésa es la diferencia. Cuando José María Aznar era presidente y se encontró con una tregua pactada entre el PNV y la banda terrorista, hizo lo que todo presidente debe hacer: ir, constatar y verificar. Vio que no era verdad y se empezaron a aplicar medidas enormemente eficaces para la derrota de ETA. Zapatero no ha verificado nada, nos han engañado cuando nos decían que estaban haciéndolo. Cuando Rajoy llegue a La Moncloa el día 9, primero buscará un pacto con el PSOE, como el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. Entre el PSOE y el PP debe haber una lealtad absoluta para derrotar a ETA.

-Hace unos días sufrió un ataque en una universidad, el lunes, fue la candidata del PP por Barcelona. Hoy [por ayer], Rosa Díez. ¿Por qué cree que pasa esto?

-Sabemos perfectamente quiénes son los responsables, grupos radicales independentistas. Pero también habría que pensar que quien siembra vientos recoge tempestades. Durante cuatro años, al PP lo han estado estigmatizando, nos han querido sacar del tablero político, nos han querido poner en la extrema derecha... Entonces da la sensación de que con el PP hay barra libre, que se puede hacer de todo contra nosotros, y eso hace que determinados grupos absolutamente radicalizados sientan que pueden insultarnos, agredirnos y amenazarnos. Es muy duro y empieza a ser preocupante. Ahora estamos muy mal y, sobre todo, los que han gobernado los últimos años lo están haciendo muy mal, porque las agresiones van siempre en la misma dirección.

-¿En su día a día, en la calle, se enfrenta a situaciones así?

-Ayer me pasó en el centro de San Sebastián, dos señoras mayores empezaron a insultarme. No es habitual, pero sé que hay determinados pueblos a donde no puedo ir, determinadas fiestas populares, determinados barrios... Esto no es vivir en libertad. Hace cuatro años teníamos la sensación de que el Estado de Derecho nos amparaba, es decir, que nuestra situación era complicada y difícil, pero había alguien que tenía claro que eso no podía ser así.

-¿Qué le dice a los malagueños de cara al 9-M?

-Que hay un tándem, Arenas-Rajoy, que no tiene punto de comparación con el de Chaves-Zapatero. En Andalucía pasa un poco como en el País Vasco, llevamos mucho tiempo de hegemonía de los mismos. Es decir, el cambio y la alternancia son buenos, y necesarios. En Andalucía lleva demasiado tiempo el PSOE y es bueno que llegue el PP, sobre todo una persona de la valía de Javier Arenas. Los andaluces tienen mucha suerte de poder elegir a alguien como Arenas para la Junta y a alguien como Rajoy para presidente del Gobierno. Tienen el doblete perfecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios