Unos mil empleados del SAS cobrarán menos pensión si no corrige su cotización

  • UGT estima que la merma es de 80 euros de media

  • El sindicato denuncia que ya hay trabajadores afectados tanto en jubilaciones como en incapacidades permanentes

Desde mediados de 2010, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) cotizó de menos a la Seguridad Social por unos 5.000 profesionales en toda la provincia. Los sindicatos denunciaron y la Inspección de Trabajo les dio la razón: el SAS debía corregir la infracotización y pagar la diferencia. Pero como aún no ha saldado toda la deuda con la Seguridad Social (INSS), hay trabajadores que están viendo recortada su jubilación de media en unos 80 euros mensuales, según denunció ayer UGT.

El sindicato estima que los afectados sólo en la provincia son cerca de 1.000 trabajadores que ya perciben una pensión inferior a la que deberían o que, si el SAS no lo corrige, la percibirán en los próximos años.

El origen del problema data de 2010. A mediados de ese año, el Gobierno central recortó un 5% los sueldos de los empleados públicos en virtud del Real Decreto-ley 8/2010. Pero aquella disposición aclaraba que la reducción salarial no afectaba a las bases de cotización que se mantenían sin cambios. Sin embargo, el SAS aplicó el recorte también en las cotizaciones. Le llovieron denuncias. Sólo en Málaga se presentaron más de 4.000.

El Sindicato de Enfermería (Satse) ya sacó a la luz hace un año cinco expedientes abiertos por la Inspección de Trabajo al SAS en la provincia por haber cotizado de menos. En total, este organismo le obligaba a pagar 3.211.789,87 euros más un 20% de recargo, que ascendía a 642.357,96 euros. En total, 3.854.147,83 euros, por haber infracotizado entre junio de 2010 y el mismo mes de 2013.

Vicente Sandoval, delegado de UGT en el Hospital Regional, asegura que están detectando muchos casos que a la hora de la jubilación o de una incapacidad permanente están viendo recortados sus ingresos porque no se han corregido aún todas las cotizaciones. La situación perjudica sobre todo a las categorías inferiores, dado que las altas -aún con el recorte- mantienen la máxima cotización. Por ello, para Sandoval, "lo más sensato sería que el SAS empezara a corregir las cotizaciones de los trabajadores más próximos a la jubilación y de las categorías más bajas".

El representante de UGT recomendó que los trabajadores verifiquen sus cotizaciones desde 2010. En aquellos casos en los que sean inferiores a las que tenían en mayo de ese año, ha habido infracotización. Y en esa situación, aconseja presentar una reclamación ante el SAS, la Inspección de Trabajo y el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

A su vez, el SAS lamentó que UGT haga "acusaciones gratuitas cuando conoce perfectamente que la Administración sanitaria cumple, en todo momento, con la legalidad y las cotizaciones establecidas para cada categoría profesional". Recuerda además que el Real Decreto ley 8/2010 suscitó dudas sobre su aplicación en las cotizaciones, que éstas fueron resueltas por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y, desde abril de 2014, la cotización se produce en función de lo establecido en ese Real Decreto. "Una vez que se aclara la situación por parte del TSJA, se procede a la regularización de las cotizaciones del periodo comprendido entre la entrada en vigor del Real Decreto y el pronunciamiento del TSJA (de junio de 2010 a marzo de 2014)". Regularización que -asegura el SAS- se hace en colaboración con la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social, de forma "progresiva" y que "aún no ha finalizado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios