Las empresas malagueñas son las más morosas de España

  • Casi una de cada cuatro compañías locales estaba demandada por impago el año pasado, frente al 13% de media nacional · La hostelería es el sector que peor paga

Comentarios 1

Las empresas malagueñas son las más morosas de España. Así se recoge en un informe realizado por la empresa Axesor que señala que casi una cuarta parte de las compañías locales estaba el año pasado demandada por impago, mientras que la media nacional asciende a un 13%. Este estudio, que toma como referencia los datos publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE), afirma que en 2011 se registraron 11.360 empresas en Málaga con algún tipo de impago. Teniendo en cuenta que, en total, hay 50.797 sociedades activas en la provincia, eso arroja una tasa de incumplimiento del 22,3%, la más alta de España.

Solo Sevilla, Cádiz, Huelva y Santa Cruz de Tenerife superan también el 20%, aunque ninguna llega a los límites de la empresa malagueña. En el polo opuesto, las compañías más fiables, al menos, a la hora de pagar están en Teruel, Guipúzcoa, Álava o Soria, con tasas por debajo del 6%.

La morosidad es muy alta en la provincia y no solo entre las empresas. La Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) explicó la pasada semana que las Administraciones Públicas deben a las pymes 500 millones de euros, lo que está obligando a numerosas firmas a cerrar. Otra opción es que, al no recibir ingresos, frenen sus pagos y eso afecta a otras compañías, creando una bola de nieve difícil de frenar que se refleja en este tipo de informes. "Málaga sigue en cifras enormemente elevadas en el número de empresas con incidencias por impago porque existen graves problemas de liquidez y dificultades para financiar el circulante. La respuesta de las empresas, en muchas ocasiones, es no pagar o retrasar pagos a proveedores, algo que forma parte de la cultura empresarial o idiosincrasia del lugar, una situación llevada al extremo por los efectos de la crisis. Esta situación merma la competitividad de las empresas malagueñas y coadyuva a elevar el número de insolvencias por falta de cobro, aún tratándose de proyectos empresariales viables", explica Javier Ramos, analista del Gabinete de Estudios Económicos de Axesor.

Los datos son malos pero la buena noticia es que llegaron a ser peores, es decir, está habiendo una ligera recuperación. Ramos destaca que "Málaga viene registrando, desde antes de la crisis, cifras de morosidad empresarial superiores a la media nacional y andaluza y la situación se deterioró enormemente con la llegada de la crisis económica y financiera en 2008". Entre 2007 y 2010 se duplicó el porcentaje de empresas morosas, pasando del 12,3 al 24,5%, un volumen que ahora se ha reducido.

Los impagos o la demora en los abonos por parte de las empresas son, como se puede apreciar, más frecuentes de lo que se podría pensar. No obstante, sería injusto meter a todas las compañías en el mismo saco ya que siempre hay unos sectores más morosos que otros. La hostelería es el área que registra más impagos en Málaga, con una tasa del 32%, especialmente en la línea de comidas y bebidas. El segundo sector con más problemas a la hora de cobrar es la construcción y la promoción inmobiliaria (26%), seguido de la industria manufacturera (23%) y las actividades administrativas y de servicios auxiliares (23%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios