Un padre se enfrenta a cárcel acusado de abandono de familia y ocultar dinero

  • El fiscal le reclama tres años de prisión y las pensiones impagadas a sus hijos desde 2006

Un vecino de Ronda será juzgado por presunto abandono de familia y alzamiento de bienes porque primero dejó de abonar la pensión alimenticia de 200 euros que fijó un juzgado para cada uno de sus dos hijos y posteriormente ocultó el dinero procedente de la venta de la vivienda familiar.

Este procedimiento penal se inició después de que un juzgado de primera instancia dedujera testimonio en junio de 2008 al apreciar "indicios delictivos en la conducta del acusado".

Las medidas acordadas por el juez en febrero de 2006 establecían además de la pensión alimenticia para los dos menores la obligación de pagar el préstamo hipotecario de la vivienda familiar, cuyo uso recayó en la esposa e hijos, y parte de un préstamo personal contraído con anterioridad por la pareja.

En septiembre del año siguiente la esposa comunicó al juzgado que habían decidido vender la casa y requería al juzgado el embargo parcial del importe que percibiera el acusado para hacer frente a las cantidades correspondientes a la pensión alimenticia de los niños que adeudaba.

La venta se formalizó el 27 de septiembre de 2007 y en ese acto el acusado, José Luis M., recibió 25.457 euros, sin embargo "no sólo no ingresó cantidad alguna" ni abonó las cantidades atrasadas, sino que "procedió a la ocultación física del dinero recibido impidiendo que el juzgado pudiera materializar el embargo".

La Fiscalía le atribuye ahora un delito de abandono de familia por el que le reclama seis meses de prisión, así como otro de alzamiento de bienes, por esconder el dinero, y por el que le exige dos años y medio de cárcel, multa de 18 meses a 10 euros diarios y una indemnización correspondiente a las cantidades pendientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios