Las escuelas infantiles demandan a la Junta el pago del mes de abril

  • El retraso vuelve a precarizar la vida diaria de los centros que no pueden aplazar sus pagos

Vuelven a estar entre las cuerdas. Las escuelas infantiles que tienen sus plazas conveniadas con la Junta de Andalucía no han cobrado aún el mes de abril y temen que éste sea el primer paso para seguir acumulando retrasos. De esta forma, se dificulta la vida diaria en estos centros que no pueden aplazar sus pagos y han de seguir haciendo frente a nóminas, impuestos y proveedores sin recibir el precio de la plaza que la administración regional paga por los niños que atienden y educan.

"No hemos cobrado el mes de abril, por tanto, tampoco mayo, ni junio, por lo que nos deben tres meses", explicó ayer Gema Alarcón, portavoz de la plataforma Escuelas Infantiles Unidas que ya reúne más de doscientos centros. "Como pagan a 30 días una vez liquidado el mes, tendríamos que haber recibido el dinero del 10 al 15 de junio, aunque siempre se retrasan y ya nos hemos acostumbrado a tener que esperar otros 15 días más, hasta final de mes", agregó Alarcón. Pero este plazo también pasó y a fecha de hoy no les ha llegado nada. "Nos dicen desde la Agencia Pública de Educación que de momento no les ha llegado el dinero, que no tienen la partida para poder pagar abril, ya empezamos a acumular retrasos", criticó la portavoz.

Sin embargo, como subrayaron desde Escuelas Infantiles Unidas, "nosotros seguimos abriendo todas las mañanas los centros sin saber si vamos a poder pagar las nóminas, los impuestos, a los proveedores, y nos preguntamos cómo le damos de comer a los niños si no podemos pagar la comida". También destacan que piden pólizas de crédito para poder hacer frente ante los impagos de la administración pero ellos son los que pagan los intereses "por lo que estamos cada vez más empobrecidos", apuntó Gema Alarcón. Y destacó que el 20 de julio tienen que hacer frente al impuesto 111 que "por cada día de retraso te suman una barbaridad de recargo y no nos podemos ni plantear no pagarlo, aunque no sepamos cómo lo vamos a hacer".

Criticaron, además, que "así es dificilísimo poder aguantar un negocio, económicamente es inviable" y lamentaron ser "la financiera de la Junta de Andalucía y esto no puede ser, no podemos ser su cajero". La situación no sólo ocurre en Málaga, es un problema compartido por todas las escuelas de Andalucía. "Desde Escuelas Infantiles Unidas estamos intentando tener respuesta de los nuevos cargos del Gobierno andaluz y nadie nos dice nada, como llevan tres meses formando un gobierno, llevamos tres meses sin poder hablar con nadie", destacó Gema Alarcón.

En verano se enfrentan a otra problemática. En agosto cobran tan sólo 1.000 euros por unidad aunque el año pasado recibieron esta compensación en octubre. A pesar de ello, las guarderías tienen que seguir pagando nóminas, alquileres y los gastos que ocasiona la pintura y el mantenimiento de las instalaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios