Un estudio constata que a las empresas les "salen más caros" los hombres que las mujeres

  • Los principales datos de este informe, que analiza los costes laborales del sector privado empresarial no agrario, han sido ofrecidos hoy por el consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, durante su intervención en la II Conferencia Andaluza de Economía y Presupuestos en Clave de Género, y serán presentados en los próximos días a los agentes sociales.

Un estudio sobre las diferencias de costes laborales para las empresas entre hombres y mujeres en Andalucía, realizado por la Consejería de Economía, constata que estos son más elevados en el caso de los trabajadores que en las trabajadoras, no sólo por las diferencias salariales sino por diversos factores.

Los principales datos de este informe, que analiza los costes laborales del sector privado empresarial no agrario, han sido ofrecidos hoy por el consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, durante su intervención en la II Conferencia Andaluza de Economía y Presupuestos en Clave de Género, y serán presentados en los próximos días a los agentes sociales.

En el análisis de los costes laborales se incluyen el salarial, el de las cotizaciones sociales a cargo de la empresa, las jornadas no trabajadas, la movilidad voluntaria y las bonificaciones y reducciones a las cuotas de la Seguridad Social, para lo que se han utilizado los datos de la Encuesta de Población Activa, del IRPF, de las condiciones de vida y de la estructura salarial, entre otros.

Así, se constata que la mujer presenta un 33,7% más de jornadas no trabajadas que el hombre como consecuencia de una desigual asignación de las tareas familiares, aunque dichas ausencias sólo representan un 1,7 por ciento del total de los costes laborales, mientras que el coste de la movilidad voluntaria -extinción de la relación laboral de forma unilateral por parte de los trabajadores- es cuatro veces mayor y afecta mayoritariamente a los hombres.

La extinción de la relación laboral genera a la empresa unos costes de búsqueda de nuevos empleados y de su formación, costes que varían entre el 75 por ciento del sueldo en caso de puestos de poca cualificación y el 150 por ciento en los altamente cualificados.

Por su parte, las bonificaciones y reducciones en las cotizaciones sociales de la mujer son 3,3 veces las del hombre, según la investigación, que incluye otros datos como que la mujer dedica menos tiempo a pausas para el café en el trabajo (un 10% menos que el hombre).

Según el informe, que pretende romper los "prejuicios" en torno a la contratación de mujeres, el coste laboral medio es de 1.986 euros al mes para el hombre y de 1.214 euros para las mujeres, lo que supone un diferencial medio de 753 euros, aunque el salario y la Seguridad Social suponen más de un 90 por ciento del coste laboral total.

El estudio, coordinado por la directora general de Planificación de la Consejería de Economía, Patricia Eguilior, cuantifica las diferencias de los costes laborales, determina los factores que las generan y estima en qué medida influye cada factor, para lo que se han introducido 23 variables de análisis y se han utilizado 150 millones de datos, que se han sometido a procesos estadísticos y econométricos hasta conseguir la muestra final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios