La familia de un hombre que falleció tras ir al Carlos Haya cobrará 91.000 euros

  • El SAS les indemniza por entender que hay relación entre la asistencia recibida por el hombre y su posterior muerte

Comentarios 0

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha indemnizado con casi 91.000 euros a los familiares de un hombre que falleció un día después de acudir al Hospital Carlos Haya de Málaga con un fuerte dolor en el pecho. Y lo hace al entender que existe un nexo causal entre la asistencia sanitaria recibida por el paciente y la muerte del mismo, según la resolución de este organismo.

La mujer y las hijas del fallecido presentaron, bajo la dirección del letrado Manuel Temboury, una reclamación de responsabilidad patrimonial. En ella se exponía que el 15 de diciembre de 2002 el paciente, con antecedentes de hipertensión arterial, fue con su esposa al hospital aquejado de un gran dolor en el pecho.

El paciente fue dado de alta ese mismo día "sin que existiera chequeo médico ni prueba alguna", precisa el escrito, en el que se indica que se le dijo que la dolencia consistía en reúma y que el parte de asistencia señalaba que "se descartaba patología urgente, aconsejándose como tratamiento el gelocatil". El día siguiente, el hombre falleció en su casa de infarto agudo de miocardio.

Ante esto, y tras archivar el Juzgado de Instrucción número 7 de Málaga las diligencias previas abiertas, la familia pidió la apertura de un expediente de responsabilidad y solicitó una indemnización de 89.697 euros, al considerar "evidente la relación causal del daño con el funcionamiento de la administración sanitaria, que de una forma u otra no puso los medios".

Posteriormente, la Dirección Gerencia del SAS, dependiente de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, dictó una resolución, apoyada de forma favorable por el Consejo Consultivo, por la que se estimó la reclamación, pero concediéndose una indemnización mayor a la solicitada, de 90.954 euros, tras el informe emitido por el Servicio de Aseguramiento y Riesgos.

En dicho dictamen, el facultativo concluyó que "no se aplicaron los medios necesarios que estaban disponibles para llegar a la patología del paciente, lo que probablemente precipitó su fallecimiento por infarto agudo de miocardio", por lo que se estimó que existía dicha relación de causalidad y que la indemnización, que ya ha sido abonada, debía prosperar.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios