Málaga

Un fenómeno meteórico que ya crea empleo

  • Empresas fundadas en incubadoras malagueñas ya son capaces de dar trabajo a decenas de personas

Visitantes en la feria de Gamepolis en su edición de 2016. Visitantes en la feria de Gamepolis en su edición de 2016.

Visitantes en la feria de Gamepolis en su edición de 2016. / javier albiñana

El auge del sector del videojuego en la provincia es una realidad. Eventos de referencia en España como Gamepolis y cada vez más espacios para trabajar y desarrollar son el espejo en el que muchas ciudades de la geografía estatal se miran para avanzar en una industria de futuro que crea cada vez más empleos directos en la provincia gracias a starups provinciales que ya facturan en el exterior.

El director de Gamepolis, Javier Ramos, asegura que empezaron en la incubadora I+D de ProMálaga "siendo cuatro aficionados a los videojuegos". Ahora en cambio, son 31 personas las que tienen empleo gracias a una "industria de futuro". En similar situación está el responsable de tecnología de la empresa desarrolladora de videojuegos Genera Games, quienes tras su expansión a Málaga -en Sevilla cuentan con cerca de 200 empleados- han formado ya cuatro equipos de trabajo con cerca de 20 personas.

Lo mismo ocurre con el grupo empresarial Atlas Informática, con sede en Málaga. "Si contamos a los jugadores de Giants Gaming [el equipo de deportes electrónicos de los que son dueños] somos 115 personas en la empresa", aseguró Virginia Calvo, directora general de la empresa, quien indicó que Málaga se ha convertido en "referente a nivel nacional como ciudad que ha puesto su foco en lo que tiene que ver con los videojuegos".

Parte de la culpa de este éxito reside en la consolidación del Polo de Contenidos. Inaugurado oficialmente el año pasado, el Polo ha servido de inspiración para la creación de empresas: "Partiendo de ideas a través de los distintos foros de coworking que hemos organizado se han creado en torno a 80 empresas por sesión y muchas de esas empresas han crecido tanto que han tenido que irse del Polo", aseveró el concejal de Nuevas Tecnologías, Mario Cortés, quien sin embargo, opina que "el Polo ha venido a mover una base que ya existía".

El Polo Digital, la incubadora de Los Álamos, el Rayo Verde y las incubadoras de Gamepolis son solo algunos de los espacios en la provincia en los que se trabaja la base de un ecosistema que crece al ritmo del 8% anual. "Málaga lleva ya unos cuantos años de referencia a nivel nacional e incluso europeo en lo que se refiere a lo tecnológico, pero ahora también está empezando a asomar la cabeza en los videojuegos", dijo José Manuel Ezquerra, responsable de Codespace. A su juicio, las administraciones deben "dar un empuje y apoyar todas aquellas iniciativas que ayuden a que este ecosistema termine convirtiéndose en industria".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios