Al final, mucha murga

  • El director de una agrupación carnavalera de Alhaurín el Grande denuncia al alcalde por agresión y se retracta después

La final del carnaval de Alhaurín el Grande acabó el sábado por la noche en murga. El director de la agrupación carnavalera Cualquier cosa tiene pelos, José Manuel Rengel, acabó denunciando al alcalde del pueblo, Juan Martín Serón (PP), por insultos, amenazas y agresiones, aunque horas después retiró la acusación y explicó que todo había sido un "malentendido".

La fiesta del carnaval se calentó cuando subió al escenario la murga Cualquier cosa tiene pelos y entonó un cuplé en el que hacía alusión al caso Troya que investiga a Martín Serón por presunto cobro de cohechos y blanqueo de capitales, según han relatado asistentes a la final. La letra de la copla aludía a la nula cobertura que ha prestado la televisión local al caso Troya y decía literalmente que "sobre las donaciones y los dineros yo veo en las noticias mala intención, pues dicen que nuestro equipo de gobierno tiene todas las semanas una comisión".

Una vez que el telón bajó, el alcalde subió al escenario y allí, entre bambalinas, se produjo el incidente. José Manuel Rengel indicó antes de retirar la denuncia que el alcaldía "irrumpió por un lateral del escenario y me agarró por el cuello", saltándole los botones de la camisa y ocasionándole arañazos, al tiempo que le insultaba.

Por su parte el alcalde explicó ayer que subió al escenario a felicitar a la murga, como hace habitualmente, y que Rengel le hizo un corte de mangas, por lo que replicó con la frase "que no te ocurra a ti el drama que mi familia y yo hemos sufrido".

Según Martín Serón, la letra del cuplé había molestado al público que asistía a la final del carnaval en el teatro San Francisco de Alhaurín el Grande, pero ha rechazado los hechos por los que inicialmente fue denunciado. Además, el alcalde ha asegurado que los arañazos del cuello pudo hacérselos el director de la agrupación carnavalera cuando se vestía para la actuación.

José Manuel Rengel explicó ayer que lo ocurrido el sábado por la noche fue "un calentón" y un malentendido" por lo que ha decidido retirar la denuncia que presentó ante la Guardia Civil. La retractación se produjo después de que el director de la agrupación carnavalera y el alcalde hablaran ayer por la mañana y se pidieran mútuamente disculpas.

Se da la circunstancia de que José Manuel Rengel es funcionario del Ayuntamiento de Alhaurín el Grande y recientemente ha sido trasladado de puesto debido a su "bajo rendimiento", según precisó el alcalde antes de que se hiciera pública la retirada de la denuncia.

Por su parte, el presidente provincial del Partido Popular, Joaquín Ramírez, se congratuló ayer de que estos hechos hayan quedado "en nada" tras haberse retractado el director de la agrupación carnavalera de sus acusaciones iniciales.

El dirigente del PP restó importancia al asunto al precisar que "todo ha quedado en nada como demuestra el hecho de que el denunciante haya decidido dar marcha atrás y retirar los cargos presentados contra el regidor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios