Un guardia civil de vacaciones detiene a un ladrón en una playa de Torremolinos

  • El individuo pretendía robar a varios bañistas y el sargento lo redujo con ayuda de la Policía Local

Un sargento de la Guardia Civil, adscrito a la Comandancia de Madrid y que estaba estos días de verano pasando las vacaciones en Torremolinos, detuvo el pasado viernes a un hombre que, presuntamente, pretendía robar a varios bañistas en una playa de esta localidad malagueña.

El guardia civil, que pertenece al Grupo de Delitos Económicos de la Policía Judicial en la capital de España, se percató de la presencia sospechosa de un individuo que merodeaba cerca de las pertenencias de algunos bañistas.

Tras unos segundos de espera, el agente comprobó que el individuo sospechoso estaba esperando la oportunidad de robar al descuido los efectos que contenía una bolsa, según informaron ayer desde la el gabinete de comunicación del instituto armado en una nota de prensa.

Después de alertar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a través del teléfono del sistema Emergencias 112 Andalucía, llamó la atención del presunto ladrón, que intentó huir, momento en el que el sargento se identificó como agente de la Guardia Civil y le impidió marcharse del lugar. Al verse acorralado, el ahora detenido le intentó agredir con una botella de cristal.

Finalmente, el presunto descuidero fue reducido y detenido con la ayuda de los agentes de una patrulla de la Policía Local de Torremolinos, a pesar de la fuerte resistencia que oponía el individuo.

Por esta razón, a la acusación de delito de hurto que ya pesaba contra él, se suman los de desobediencia, insultos, amenazas y atentado a agente de la autoridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios