"Hemos hecho buena oposición pero debemos comunicarla"

  • Rafael Fuentes, que hoy se estrena en este puesto, aboga por el trabajo en equipo y acercarse más al ciudadano

Rafael Fuentes, número cuatro en la lista del PSOE en las pasadas elecciones municipales, se afilió al partido hace apenas tres meses, ya que entró como independiente. A partir de hoy se convertirá en el líder de la oposición a Francisco de la Torre, al ocupar el cargo de portavoz en sustitución de Enrique Salvo, tras la marcha de éste al Ministerio de Fomento. Inmaculada Pérez de Guzmán, número tres de la lista, rechazó la portavocía por "motivos personales" y la viceportavoz será Mari Luz Reguero. Fuentes explica cómo será la oposición que realizará su grupo.

-Después de tantos cambios, ¿estamos ante el portavoz definitivo?

-Espero que sea definitivo para los tres próximos años.

-¿Se entiende que estamos ante el próximo candidato a la alcaldía?

-No, en absoluto, no hay nada al respeto. El compromiso es que los 12 concejales del grupo, con Lola Fernández y con Sergio Brenes, trabajemos a tope para que los 79.000 malagueños que nos han votado estén satisfechos y pongamos mucho de nuestra parte para que el próximo alcalde sea socialista. Pero hemos elegido un portavoz, no un líder, aunque es una gran responsabilidad.

-¿Ser portavoz del grupo supone un premio o un marrón?

- Ni lo uno ni lo otro, a veces tienes que jugar de lateral izquierdo y otras de extremo derecha. Era una necesidad, en el grupo se pensaba que yo podía jugar el papel de portavoz, insisto que no de líder, y estoy ilusionado con esta posibilidad.

-¿Qué será lo primero que le plantee mañana [por hoy] al alcalde?

-Nosotros vamos a plantearle lo que dicen y lo que hacen. Dicen que la ciudad va perfecta, que la economía es una maravilla, que todo va mejor, cuando es justamente lo contrario. Hace cinco meses, por ejemplo, en el pleno de presupuesto se señaló que las cuentas del Ayuntamiento estaban magníficas, pero mañana llevan un plan de estabilidad porque las cuentas están muy mal. Plantean reducir a la mitad las inversiones. Además, nos dan el plan un jueves por la tarde y el informe de intervención un viernes por la noche, todo para que el lunes dijésemos si lo aprobábamos. Hay que explicarle a la ciudadanía que de lo que dicen a lo que hacen, nada tiene que ver.

-¿Cuál es la primera necesidad dentro de su grupo municipal?

-Urge un cambio de estrategia, necesitamos trabajar en equipos. Ahora ya no tenemos ningún líder, pero tenemos 12 concejales que tienen una gran experiencia política y son conocedores de la actividad que llevan. Aunque en estos nueve meses hemos tenido más iniciativa política que en los primeros nueve meses del anterior mandato, hemos hecho una reflexión y es cierto que no hemos llegado a la ciudad. La estrategia de comunicación debe ser mucho más fuerte.

-¿Necesitan una renovación?

-Todo lo contrario, entiendo que ya se ha hecho. Hay una nueva realidad y eso va a significar un nuevo impulso de nuestras políticas.

-¿Cómo valora la oposición que se está realizando?

-Muy bien, se ha hecho una buena oposición, pero quizá no hemos sabido comunicarla. Debemos llegar más y mejor a los malagueños.

-¿Habrá movimientos internos?

-Tras la marcha de los dos portavoces del grupo, el trabajo interno, lógicamente, tiene que cambiar. Las propuestas las haré yo pero no serán imposiciones, las discutiremos entre todos. Lo que está claro es que trabajando en equipo, el grupo socialista es superior en nivel de conocimiento de la ciudad y de experiencia política al grupo de gobierno del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios