Más del 15% de los hombres que se hacen una vasectomía se arrepienten

Un varón de unos 40 años o más, con hijos de una relación anterior y con una nueva pareja más joven. Ese es el perfil de los pacientes que solicitan volver a ser padres tras una vasectomía. Según las unidades de Urología y Reproducción Asistida del Hospital El Ángel, más del 15% de los hombres que se hacen esta operación para no tener hijos se arrepienten. La vasectomía es un caso de infertilidad por voluntad propia.

Un 18% de los hombres se realiza esta intervención antes de los 45 años. De éstos, un 6% acude al urólogo para revertir quirúrgicamente la operación. Un porcentaje algo mayor opta por las unidades de reproducción en las que, mediante una biopsia testicular, se le extraen los espermatozoides para una fecundación in vitro.

En la vasectomía se secciona el conducto por el que pasa el esperma. Una forma de recuperar la fertilidad pasa por la reconstrucción quirúrgica del conducto que hacen los urólogos. Según Antonio Martín Morales, jefe de Urología de El Ángel, en la mayoría de los casos los hombres quieren volver a ser fértiles porque tienen una nueva pareja. El éxito de esta operación depende de la técnica con que se hizo la vasectomía y del tiempo transcurrido. "A más tiempo, peor pronóstico", indica el urólogo. Otra manera de tener hijos para estos hombres es realizarse una biopsia testicular mediante la cual se obtienen sus espermatozoides para fecundar in vitro los óvulos de su pareja. Los especialistas aconsejan que en caso de hacerse una vasectomía el hombre congele espermatozoides que puedan usarse si fracasa la cirugía para su reversión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios