Los hosteleros no podrán ocupar las calles de menos de 3 metros

  • Los empresarios aceptan la medida pero piden ciertas excepciones en puntos "especiales"

Comentarios 0

La voz de la Gerencia de Urbanismo se deja notar y mucho en la propuesta de ordenanza de ocupación de vía pública impulsada por el área de Promoción Empresarial. Tanto es así que algunas de las sugerencias realizadas al nuevo texto, que más polémicas generaron semanas atrás, están integradas negro sobre blanco en el documento de trabajo. Una de ellas es la prohibición de que los hosteleros puedan instalar mesas y sillas en calles de menos de tres metros de ancho.

La iniciativa, que inicialmente había generado la reacción contraria de los empresarios del sector, no parece ahora que vaya a causar un rechazo absoluto. Según informaron fuentes próximas a los colectivos empresariales, la idea pasa por llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento en el sentido de "solventar la situación de ciertas calles, con características especiales y pintorescas, que pueden tener un tratamiento especial".

Esta es, grosso modo, la contraoferta que, de manera conjunta, parecen querer poner sobre la mesa del área de Comercio las dos asociaciones, Mahos y Amares, que en la tarde de ayer estuvieron estudiando y analizando la propuesta realizada por el organismo municipal. Representantes de ambos colectivos mantuvieron el pasado miércoles con la concejala del ramo, María del Mar Martín Rojo, para conocer de primera mano el trabajo que estaba realizando el equipo de gobierno.

La postura de Urbanismo, en concreto, pasa por impedir la ocupación de las calles de menos de tres metros, facilitando con ello la accesibilidad de personas con movilidad reducida, el transporte de mercancías en carritos, la recogida de residuos urbanos con furgonetas de pequeño tamaño y mejorando la contaminación acústica. Al tiempo, reclamaba "no permitir ningún obstáculo fijo que disminuya o entorpezca" una anchura de cinco metros para la maniobra de los vehículos de Bomberos.

Otro de los planteamientos más drásticos de los realizados por el departamento dirigido por el concejal Francisco Pomares subrayaba la necesidad de buscar "el equilibrio y la proporcionalidad" en el ámbito del Centro Histórico de tal modo que la terraza que se autoriza a un local "sea proporcional a la superficie cerrada e interior" del propio establecimiento. "No parece razonable permitir a un local una ocupación de vía pública desproporcionada respecto a su tamaño original", señalaron los técnicos municipales.

"Estamos de acuerdo con lo que plantea el Ayuntamiento en lo que a la superficie de terraza se refiere y a la necesidad de que haya una proporcionalidad", expusieron desde los colectivos empresariales, aunque incidieron en la posibilidad de "plantear alguna excepción para casos muy particulares de locales típicos, de toda la vida".

Los empresarios, además, buscarán ajustar los planteamientos realizados por el Ayuntamiento en lo tocante a las sanciones, que consideran "muy drásticas" en algunos casos. "Vamos a proponer que haya una proporcionalidad, porque no es lo mismo que te pases 20 minutos en recoger una terraza a que estés una hora", añadieron. La previsión es que Mahos y Amares hagan llevar estos días sus respuestas a Comercio, con el fin de hacer factible el impulso del procedimiento administrativo de la nueva norma a lo largo de la semana próxima. El equipo de gobierno del PP pretende que la misma sea efectiva antes de verano.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios