El hotel de Moneo, tocado; no hundido

  • Todos los grupos acuerdan estudiar la posibilidad de resolver el convenio y, salvo el PP, exigen mantener La Mundial De la Torre mantiene la vía ejecutiva para cobrar el acuerdo

El proyecto de construcción de un hotel diseñado por Rafael Moneo en Hoyo de Esparteros se encuentra hoy herido. El interrogante es si lo está de muerte o tiene opciones de mantenerse con vida. Los cuatro grupos políticos de la oposición que desde el pasado 24 de mayo tienen representación en la Casona del Parque acordaron ayer, con el voto negativo de los concejales del equipo de gobierno del PP, en minoría, reclamar la protección y el mantenimiento del edificio La Mundial, icono para aquellos que desde hace años vienen rechazando la iniciativa de Promociones Braser, incapaz de hacer frente a las obligaciones económicas que llevan aparejadas esta iniciativa.

El interrogante que se abre ahora es si tras el valor simbólico del consenso alcanzado por el PSOE, Málaga Ahora, Ciudadanos y Málaga para la Gente, la primera que toca de lleno una propuesta del Ejecutivo local, habrá una plasmación en la realidad. Porque por más que la mayoría de integrantes de la Comisión de Ordenación del Territorio avaló que La Mundial siga en pie, no es la primera vez que una moción plenaria se incumple y no se lleva a buen término.

Al respecto, el secretario del Ayuntamiento, Venancio Gutiérrez, al ser preguntado por los periodistas se limitó a recordar que una moción sólo es inicio de un expediente, cuya culminación dependerá, entre otros aspectos, de la legalidad de lo que se plantee y de las posibilidades jurídicas y técnicas de llevarla a buen término.

La victoria de la oposición, por tanto, está sujeta por hilos aún por extender, al objeto de comprobar su verdadera dimensión, ya que asegurar la protección de La Mundial supondría, de facto, la anulación de los preceptos marcados en el proyecto hotelero, cuyo autor, Rafael Moneo, localiza precisamente el establecimiento de cuatro estrellas sobre la parcela ahora ocupada por la antigua pensión.

De hecho, parece si cabe más crucial en el escenario inmediato del hotel de Moneo la posibilidad o no de resolver el convenio urbanístico vigente desde mediados del año 2008. El citado acuerdo extiende las bases de la intervención ahora lastrada y obliga a la promotora a pagar al Ayuntamiento 4,8 millones de euros. Un pago que sigue sin producirse a pesar de haber transcurrido ya casi seis meses desde la fecha tope marcada en el documento.

El incumplimiento de esta parte del contrato entre las partes fue aprovechado en las semanas pasadas para demandar al equipo de gobierno la denuncia de acuerdo, al objeto de anular la operación contemplada. Ayer, sin embargo, el proponente de la iniciativa, el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, rebajó la intensidad de su reclamación. Lejos de instar al equipo de gobierno a iniciar la resolución del convenio, optó por pedir que se estudie desde el punto de vista jurídico la posibilidad de ir en esta línea y las consecuencias que ello tendría.

Hay que recordar que, según los datos manejados en la Gerencia de Urbanismo, la anulación del acuerdo podría obligar al Ayuntamiento a expropiar las fincas incluidas en la unidad de ejecución de Hoyo de Esparteros, con un coste estimado en unos 15 millones de euros. Sin entrar en detalles, Pomares dejó entrever estas consecuencias económicas al recordar que los tribunales no siempre fallan a favor de las valoraciones que hacen los técnicos municipales.

"Nos parece interesante estudiar la posible resolución del convenio siempre que no dé frutos la vía ejecutiva", dijo Pomares. El suyo fue el único argumento contrario a la anulación del acuerdo. El alcalde, Francisco de la Torre, recordó ayer que se están recabando estudios e informes para ver en qué contexto se puede actuar. Incluso, explicó que entre las posibilidades está la opción de agotar la vía ejecutiva y que sustituyó "la acción expropiadora" que se tenía que realizar. "Es bueno tener estudios para tomar una posición con un sentido máximo de responsabilidad", añadió.

"Hay un incumplimiento reiterado de las obligaciones de pago, por eso pedimos la resolución del convenio", dijo Zorrilla, al tiempo que reclamó el estudio de las opciones jurídicas "sin esperar a que se agote el cobro por la vía ejecutiva; no queremos que se ejecute el convenio". Los demás portavoces coincidieron en defender La Mundial. "Defendemos un edificio con la singularidad de La Mundial ; habrá que hacer una protección dentro del marco de revisión del Pepri", expuso Daniel Pérez, portavoz del PSOE en la comisión.

Por su parte, Ysabel Torralbo, de Málaga Ahora, destacó que la antigua pensión "forma parte de nuestra identidad", al tiempo que demandó que de ir adelante con la denuncia del acuerdo se tendría que retrotraer la modificación del Pepri que amparó la ampliación de las alturas en la margen izquierda del Guadalmedina. Alejandro Carballo, de Ciudadanos, formación que viene actuando como socio del PP desde el arranque del mandato, calificó de "desafortunado" el convenio. "Hay más opciones para hacer un edificio de Moneo; queremos conservar La Mundial porque es patrimonio de Málaga", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios