Más hoteles para gestionar el éxito

  • Varios expertos subrayan la necesidad de construir más establecimientos para absorber el crecimiento de la capital como gran destino de turismo urbano

Comentarios 1

Más hoteles para absorber la cada vez mayor llegada de visitantes a la capital de la Costa del Sol. La relación fue puesta de manifiesto en la pasada feria Fitur por los responsables del Ayuntamiento de Málaga tras constatar la existencia de grupos inversores y cadenas especializadas interesadas en desembarcar en este territorio urbano. Pero la necesidad no sólo es percibida por la institución local, sino revelada por algunas firmas especializadas en la atracción de inversión extranjera, que confirman el efecto positivo que está generando la ciudad entre aquellos grupos dispuestos a desembolsar millones de euros para desarrollar establecimientos de este tipo.

"Tenemos una buena visión del interés de inversores internacionales y cadenas hoteleras que después de Fitur muestran un gran interés por Málaga y la Costa del Sol", explica José de la Maza, director ejecutivo de la firma Aninver. La clave, desde su punto de vista, es el comportamiento de la capital como destino urbano, "habiendo duplicado el número de pernoctaciones hoteleras entre el año 2006 y 2013". Ese incremento obliga, a su vez, a plantear nuevas edificaciones para garantizar alojamiento de un turismo que puede seguir creciendo un 5% anual.

Los datos municipales concluyen que 2014 se cerró con 1.037.567 alojamientos, frente a los 379.221 del año 2000. Algo favorecido por el incremento de la planta existente, que contaba con apenas 24 establecimientos en 2000 a 61 en 2013. Otro parámetro que ponen desde la mesa desde el área de Turismo del Ayuntamiento es que el comportamiento del ejercicio pasado pone de relieve una ocupación media de los hoteles de la capital del 70%; "eso implica que en temporada alta han estado prácticamente llenos; si queremos seguir creciendo, tiene que haber más establecimientos".

A pesar de ello, a juicio de este experto, la oferta sigue teniendo limitaciones. "Málaga quizás necesite algunos establecimientos de mayor tamaño", explica De la Maza, quien a la hora de poner sobre la mesa posibles localizaciones de interés no tiene duda: La Equitativa, donde llega a prever un establecimiento con hasta 172 habitaciones; el antiguo edificio de Correos; el hotel proyectado por el puerto junto al dique de Levante, y la Plaza del Teatro. Cada una de ellas con sus particulares complejidades administrativas. "Si fueran proyectos más fáciles, que no tuviesen tantas trabas, inversores y cadenas hay para hacer cola", sentencia.

Con todo, según los datos manejados por Aninver, Málaga podría estar en disposición de contar con 2.000 nuevas camas en el próximo lustro. Cifra a sumar a las alrededor de 5.000 que hay en la actualidad. "No sería ninguna tontería; siempre que sigamos en esta dinámica. Estamos en un momento dorado", añade De la Maza.

Grosso modo los argumentos expuestos son compartidos por Gonzalo Armenteros, representante en España de Hurar Investment Group. "Creemos que Málaga tiene capacidad para absorber más hoteles", sostiene. Y para refrendar esta posición alude a la existencia de un estudio interno que cifra esta necesidad en un millar de camas en los próximos años. "Málaga va a tener un tirón grande; la gente no sabe lo que se nos va a venir encima cuando abra el Centro Pompidou y el Museo Estatal Ruso; nos pondremos al nivel de Sevilla y Granada", abundó.

Armenteros admite la trascendencia de localizaciones como La Equitativa, el Puerto y la Plaza del Teatro y admite conversaciones con la Junta de Andalucía para analizar el uso hotelero del antiguo edificio de Correos. "Pero tenía mucho problema esa operación porque se necesita tramitar un cambio de uso; cuando le dices a un inversor de fuera que para tener una licencia se tarda año y medio, sale corriendo", dijo a modo de ejemplo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios