"Fui imprudente al decir que sería fácil conseguir 19 concejales"

  • De la Torre se muestra autocrítico con sus buenos augurios para los comicios y opta ahora por guardar silencio cuando se le pregunta por su posible sustituto · Se reafirma en su defensa a ultranza de Porras

Comentarios 14

Francisco de la Torre, alcalde de Málaga y candidato del PP a las elecciones del 22 de mayo, atiende a Málaga Hoy apenas dos días después de que diese a conocer al equipo con el que aspira a revalidar la mayoría absoluta. Acude a la cita con cierto retraso, gesto que casi ha convertido en característica con el paso de los años. En esta ocasión la razón nada tiene que con una reunión a última hora o una llamada telefónica que no podía desatender. No, el motivo es otro: el coche de su mujer se ha quedado sin batería y le toca llamar al seguro para solucionar el problema.

-¿Mantiene su compromiso de permanecer los próximos cuatro años en la Casona del Parque, sea en la Alcaldía o en la oposición?

-Totalmente. Es un firme compromiso. Me presento para 4 años.

-¿Qué destacaría de su candidatura? ¿Qué la diferencia de la que concurrió cuatro años atrás?

-En su formulación se ha tenido en cuenta la idea de que de ella salga, si los malagueños nos dan la confianza, personas que se dedicarán plenamente a los distritos, y personas que tendrán unas tareas de coordinación de áreas que hasta ahora han estado divididas pero que se pueden agrupar por temas. Son personas con un perfil más generalista y polivalente, porque pueden acercarse a un macroárea u otra. Esa es la diferencia que veo. Reitero mis palabras de gratitud y reconocimiento a las personas que han estado y están y a aquellas que no están en la lista. Las encuestas que hemos hecho meses atrás muestran un alto grado de satisfacción con la labor realizada hasta el momento.

-¿No se puede interpretar de forma negativa el que haya prescindido de 10 de los 16 actuales ediles?

-Pero lo que yo digo es, uno, satisfacción plena por mi parte; dos, satisfacción de los ciudadanos, y tres, la razón del cambio está en ese esquema, en esa idea conceptual pensada en otros términos.

-Usted decía que la configuración de la lista les había llevado a usted y al señor Bendodo poco más o menos, un fin de semana...

-No, un fin de semana en sentido amplio, más luego ratos el lunes y ratos el martes.

-¿Más o menos que cuatro años atrás, cuando tuvo que hacer la lista con Joaquín Ramírez?

-Es difícil de recordar con precisión, tampoco llevo una anotación de estas cuestiones. Pero la idea de la candidatura concebida de esta forma tiene detrás más semanas.

-Da la sensación que le ha sido más fácil la labor con el señor Bendodo que con el señor Ramírez.

-No quiero hacer comparaciones. Simplemente he insistido en más de una ocasión, cuando alguien de ustedes trata de buscar fisuras o fracturas en esa relación, que tengo buena relación en el plano personal y político con Elías Bendodo. Respeto su ámbito, él respeta el mío y trabajamos muy en paralelo para sumar esfuerzos.

-Elude usted decir si ha sido más fácil ahora o hace cuatro años...

-Es que no puedo recordar con precisión la situación de hace cuatro años.

-Algunos opinan que se trata de una lista en la que se ve menos su mano que la del partido.

-No entro en opinar sobre esas opiniones, cada uno que haga sus valoraciones conforme a lo que le parezca bien. Insisto en que se ha planteado la lista en los términos que antes he dicho.

-¿Cree usted realmente que le será fácil alcanzar los 19 ediles, como ha llegado a comentar?

-Por mi parte es una imprudencia decir números, y lo digo como autocrítica, primero porque no quiero dar la sensación de dar por resueltas las elecciones, porque está todo por resolver, por buenas que sean las encuestas. No es bueno que el electorado potencial nuestro piense que como está el tema fácil no vale la pena preocuparse. Mi respeto tiene que ser absoluto y total, sean cuales sean las encuestas, porque lo que vale son las elecciones. Cualquier consideración de este tipo la puedo hacer en privado, no la debo hacer en público.

-Sin embargo, las ha hecho.

-He hecho mal en hacerlo en público.

-Rescata en la lista a Damián Caneda. ¿Por qué acude a un político inactivo en los últimos años? ¿Qué cree que le va a aportar?

-Me aporta muchas cosas, como otros. Aporta experiencia en política, su conocimiento de Málaga. Es una persona muy válida, como lo es también, por mencionar a otros, Ana Navarro o Julio Andrade o Teresa Porras o Mariví... Todos los componentes aportan experiencia.

-El nombre del señor Caneda ¿se le ocurre a usted o al señor Bendodo?

-Por las dos vías, es una reflexión en paralelo.

-Ana Navarro es una de las independientes que integrado la candidatura. ¿Ha tocado a alguno más que haya dicho que no? ¿Quizá por la mala imagen que genera la actual situación de la política?

-He mantenido conversaciones con algunas personas más o menos en profundidad. Puedo decir que cuando las he abordado para colaborar en algún tema político la postura ha sido receptiva; otra cosa es que digan que tienen unos compromisos profesionales. Pero la ilusión con que es recibida la idea es positiva. ¿Es porque en Málaga transmitimos una buena imagen de cómo se ejerce la política? No lo sé. Lo que pasa es que en la vida a uno le puede gustar lo que se le plantea como una posibilidad pero siente la responsabilidad de estar ligado a una tarea que no puede dejar.

-¿Alguna persona le ha dicho no?

-Bueno, pero en una línea de este tipo... Pero ojo al tema, no por la mala imagen de la política, jamás... Es por ser una persona que trabaja, que está responsabilizada en una tarea y piensa que no puede estar cuatro años...

-Usted dijo aquello de "además de ser honesto hay que parecerlo", mensaje que mandó a Manuel Díaz Guirado. Sin embargo, ese mensaje no se lo he oído decir en relación con Teresa Porras...

-El tema del señor Díaz Guirado de una escasísima entidad, porque era el haberse preocupado de la licencia de obra menor de su vivienda, que lo hubiese hecho de forma directa, el haber estado en el tema desde el principio, aunque él luego se da cuenta y lo cambia...

-Pero esa rectificación se produce después de que se conociese que compró un coche a uno de los adjudicatarios de la piscina de Puerto de la Torre...

-La reflexión que hace, aunque ese tema no lo he hablado en profundidad, es que él mismo lo habló con un medio de comunicación y dijo que tenía que hacer eso. Es de una escasísima entidad. Pero aún así, mi mensaje iba en esa dirección. Pero en el caso de la señora Porras es que no hay ningún tema que, aparentemente, pueda dar la impresión de que ha tratado de ahorrarse un pago o de lucrarse en algo. No, no hay nada de eso. Mi mensaje es que ante los ciudadanos hay que transmitir una realidad absolutamente intachable y de entrega, porque para eso se está en política de forma voluntaria.

-¿Ha dudado en alguna ocasión de la honestidad y honradez de la señora Porras?

-No tengo razones para hacerlo. Vi y estudié cuando salió el tema, no en su medio, y si la baja beneficiaba o no a la empresa y entendí que el pliego estaba hecho no en baja económica sino en más oferta de obra.

-¿Sabía que el último Pleno iban a acudir mujeres vestidas de plañideras para apoyar a Teresa Porras?

-Lo supe con poco tiempo y cuando lo supe pensé que era un tema en el que era difícil entender el mensaje. Pero respecto a... ¿cómo ha dicho usted?

-He hablado de plañideras...

-Bueno si usted las quiere llamar así. Algunos hablan del espectáculo que se montó. Yo he vivido en el Pleno momentos difíciles, pero estas señoras no causaron ninguna molestia, absolutamente ninguna. En otros plenos, con grandes pancartas, con ruido, había gente que iba a provocar el desalojo del Pleno. Pero estas señoras se marcharon a la hora y media, más o menos.

-¿No le pareció un espectáculo?

-No. He visto en el Pleno espectáculos realmente... La única cuestión es si eso sirve a algo, pero tienen mi respeto como todos los que han ido a manifestar acuerdo o desacuerdo, que los hay y de forma no tan civilizada como estas señoras, de las que lo único que llamaba la atención es que iban vestidas de negro. Como si hubiesen ido de morado, de rojo o azul...

-Coincidirá en que ciertas formas de la señora Porras llaman más la atención que la de cualquier otro concejal del equipo de gobierno.

-¿A qué formas se refiere? Cada uno tiene una forma de ser. Unos tienen un carácter más espontáneo, el de otros es más diferente...

-¿Cómo calificaría su carácter?

-No sé, califíquelo usted que es al que le interesa tanto el tema. Diría que tiene una forma directa de abordar los temas.

-¿Está en esta candidatura su sucesor o sucesora?

-Veo una candidatura.

-No va entrar en lo de su posibles sustituto...

-No.

-Ya lo hizo una vez.

-No lo hice yo, lo hicieron otros. Me hicieron una pregunta y no tenía que haber entrado, como ahora trato de evitar.

-O sea, que si le pregunto si a Carolina España la ve en la Alcaldía...

-No entro en la cuestión.

-Usted ya ha dejado caer en varias ocasiones que tratará de rescatar al señor Díaz Guirado. ¿Sabe ya para qué?

-No. Pero es una persona muy valiosa, muy querida.

-Patricia Marín, Miguel Briones, Purificación Pineda... En algunos mentideros se dice que para algunos candidatos que ha incluido en su lista consulta a su mujer.

-[Le cambia el rictus] No responde a la realidad.

-¿Le molesta que se piense eso?

-Me da igual.

-Cara a los próximos cuatro años, ¿qué proyectos tiene en mente?

-Va a depender mucho de la economía pero lo más importante es conseguir que el Ayuntamiento funcione bien. A eso le añadiremos el máximo de inversiones. Tenemos muchas ideas, en el bulevar seguiremos ampliando fases y tratando de que los compromisos de las distintas administraciones se cumplan con Málaga.

-¿Aplicará el Plan de Movilidad, que prevé cerrar la Alameda y el Parque al tráfico de paso?

-No plantea eso de inmediato. Lo hace a medio o largo plazo. Esta Corporación no va a tener ese tema; sí tendrá que ver qué pasa con las obras del Metro. Veremos cómo se resuelve la Plaza de la Marina, ver si se puede acometer una peatonalización mayor. Si hubiese habido disponibilidad de fondos europeos hubiésemos avanzado más en el soterramiento del eje litoral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios