Un informe ve "irregulares" los pluses salariales de Urbanismo

  • La Asesoría Jurídica considera "caótico" el régimen retributivo de los ex altos cargos · Nueve antiguos jefes cobran entre 1.800 y 2.100 euros al mes tras su destitución

Comentarios 1

En octubre del año pasado, una moción de Izquierda Unida pedía la eliminación de los "complementos personales" que seguían recibiendo después de su destitución altos cargos de la Gerencia Municipal de Urbanismo, según llevaba años denunciando el comité de empresa. Entre 1.800 y 2.100 euros al mes -lo que supone de 21.000 a 25.000 euros anuales por cabeza- reciben nueve ex jefes de departamento, unas retribuciones que la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento considera "cuanto menos irregular" en un informe hecho público ayer.

El autor del documento califica, además, de "caótica" esta situación en la que hasta 38 empleados perciben pluses que oscilan mensualmente entre los 2.124 y los 3,68 euros, encontrándose personal que ocupa puestos diversos, incluidos jefes de departamento, cuando "están expresamente excluidos del ámbito de aplicación del convenio". Incluso constata que "hay algunas de estas personas con contratos laborales de alta dirección y otros no, sin que se justifique cuál es el régimen retributivo de éstos últimos".

De los nueve ex altos cargos, sólo tres reciben el complemento personal desde el convenio de 1990, fecha en la que fue establecido, percibiéndolo el resto de los relacionados en fechas posteriores, "sin justificar su causa o razón". El letrado de la Asesoría se plantea que si el complemento personal se estableció para corregir algunas diferencias retributivas en un momento temporal determinado, "a qué viene marcar la fecha de 1 de enero de 2004 como de consolidación del referido complemento".

Sobre la viabilidad de eliminar estos complementos personales, se explica que estará condicionada a "si la percepción del complemento ha sido pactada individualmente o lo ha sido por interpretación del acuerdo colectivo". En el primer caso, tendría que consensuarse con el empleado y en el segundo, acordarse convencionalmente. Finalmente, se recomienda que "en lo sucesivo todo el personal se ajuste escrupulosamente a las prevenciones retributivas que al respecto establezcan los convenios colectivos que se aprueben y que la persona que ocupa puestos de dirección suscriba los pertinentes contratos especiales que regulen su régimen jurídico".

Para el comité de empresa, "el informe nos da la razón sobre lo que venimos denunciando, que es la irregularidad de estos complementos", dijo ayer Zaida Meabe, presidenta del comité, que subrayó que habría que aclarar bien que unos pluses son los que fijó el convenio de 1990 y otros "los de altos cargos que no han sido informados jamás, no hay nada que los avale y no están reflejados en ningún sitio". Para el comité esto perjudica seriamente "la imagen de la administración pública y está en manos del alcalde solucionarlo".

Por su parte, el portavoz municipal de IU, Pedro Moreno Brenes, celebró que el informe "ponga de manifiesto la situación caótica e irregular de estas retribuciones" y pidió al Consistorio que "sea consecuente y adapte las medidas previstas, que son la supresión de estos complementos" ya que son "insostenibles". El portavoz socialista, Rafael Fuentes, calificó de "escandaloso" la aplicación de estos complementos a personas que "no le corresponden" y dijo que es "un síntoma del despilfarro del equipo de gobierno del PP". Sin embargo, el edil de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, aseguró que el informe se remonta al origen de los complementos personales, que proceden de la negociación colectiva del convenio de 1990-1991 que llevó a cabo el PSOE y que ya estaban consolidados cuando llegó el PP. Además, señaló en un comunicado que el informe sostiene que los complementos están ajustados a derecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios