Los dos institutos de Teatinos amplían aulas de urgencia para dar cabida a los alumnos de primero de ESO

  • El IES Universidad Laboral tendrá el próximo curso 11 clases de primero de ESO y el Torre Atalaya nueve. 

  • El freno demográfico en Infantil contrasta con la presión en Secundaria.

Los dos institutos del distrito de Teatinos tendrán que abordar ampliaciones de urgencia para dar cabida a todos los alumnos de primero de Educación Secundaria (ESO) de la zona. La tensión que se registró años atrás en Educación Infantil, ahora relajada por efecto demográfico, se ha trasladado a los institutos. Para el próximo curso se espera una avalancha de alumnos de primero que obligará a habilitar dos aulas adicionales en los IES Universidad Laboral y Torre Atalaya. Estos centros tendrán a partir de septiembre 11 y nueve aulas de primer curso respectivamente.

La plataforma Pro Mejoras Educativas Teatinos Orienta (Prometo) afirma que ambos centros están ya "absolutamente desbordados, absorbiendo alumnado muy por encima de sus capacidades", circunstancias que atribuyen al retraso en la construcción del tercer instituto del sector, que reclaman desde hace más de una década.

El colegio Rosa de Gálvez habilitaráuna clase adicionalel próximo curso

Después de numerosos pasos adelante y atrás en las promesas, las obras del tercer instituto de Teatinos figuran por fin en el presupuesto de la Junta de Andalucía para 2017. Sin embargo, los padres de Prometo están inquietos porque el proyecto se sacó a concurso en agosto de 2016 y todavía no se ha adjudicado la construcción. "Nos aseguraron que las obras saldrían a concurso en abril, pero el mes está terminando y todavía no se ha publicado la licitación", subraya Mar Villanueva, portavoz de la plataforma. Su inquietud es que el procedimiento se dilate y el tercer instituto de Teatinos tampoco esté listo para el curso 2018/2019. "En 2018 se producirá el pico más alto de estudiantes de primero de ESO", apunta.

La organización de padres y madres lamenta la saturación de los institutos Universidad Laboral y Torre Atalaya que se producirá a partir de septiembre, que no concurrirá con un "aumento correlativo de recursos materiales y humanos para atender el aumento de alumnado y de las necesidades educativas especiales, lo que genera enormes dificultades en el proceso educativo, tanto para los alumnos como para los docentes".

Prometo pone de relieve las dificultades que ya existen en la Universidad Laboral por la falta de espacio y teme que el curso próximo empeoren a pesar de que se habilite una nueva aula en la antigua sala de calderas. "En el Torre Atalaya ni siquiera sé cómo van a poder habilitar una nueva línea", agrega Mar Villanueva.

La plataforma de padres y madres ha previsto para mayo una serie de movilizaciones para urgir la apertura del tercer instituto en el distrito para contener cualquier tentación de prolongar la adjudicación de las obras.

Por otra parte, el colegio Rosa de Gálvez, ubicado en la zona de expansión de La Virreina, también sufrirá el próximo curso dificultades derivadas de la falta de espacio. La presidenta de la AMPA, Gala Florido, precisa que se tendrá que crear una nueva aula para dar cabida al alumnado de un centro que se diseñó para 400 escolares y tiene ya 600, lo que obligó en 2013 a abordar una ampliación. Gala Florido advierte que las familias se negarán de plano a que esa clase adicional se habilite en zonas comunes como el salón de actos o la biblioteca.

El director del colegio, José Carlos Duarte, confirma que efectivamente hará falta un aula más porque entran 75 niños de Infantil, o sea tres clases, y, sin embargo, solo salen dos aulas de sexto de Primaria. "Estamos pendientes de hablar con la Delegación de Educación para ver cómo se puede adecuar un aula más", reconoce, pero matiza que esta situación es muy puntual. "Esa clase solo será necesaria el próximo curso". Para el siguiente quedará espacio en el colegio porque concluirán Primaria más niños de los que inician Infantil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios