El intercambio de donantes vivos para trasplantes se podrá hacer este año

  • La primera operación se prevé para mayo en España, pero se desconoce cuándo podría realizarse en Málaga · Se haría sólo por razones de compatibilidad

Se puede vivir perfectamente con un solo riñón. De hecho, así viven los trasplantados renales. De ahí que desde hace unos años se vengan haciendo trasplantes con donantes vivos: una madre que da su órgano a un hijo, un hermano a otro o un cónyuge a otro. Los especialistas quieren potenciar este tipo de operaciones por dos razones: porque faltan órganos para trasplantar y porque sus resultados son muy buenos.

Pero aún van más allá. Ya se está trabajando en España para hacer trasplantes renales con donantes vivos cruzados. Esto consiste en que si un enfermo, por ejemplo de Málaga, tiene un familiar dispuesto a darle un riñón pero no es compatible, pueda intercambiarlo con el padre, la madre o el hermano de otro paciente con el que sí sea compatible. Los casos serían contadísimos, pero así encontrarían una salida a su patología. Y la única justificación para cruzar los donantes sería la compatibilidad.

La historia suena a medicina-ficción. Sin embargo, el responsable de la Unidad de Trasplantes Renales del Hospital Carlos Haya, José Ramos, asegura que la primera operación de estas características en España está prevista para mayo. En Holanda ya se hace. "Es una cuestión de papeleo jurídico, no de técnica quirúrgica", aclara el urólogo que desconoce cuándo podrían autorizarse esas intervenciones en Málaga.

Las cuestiones legales no son menores. Ha habido algún caso en el extranjero en el que un familiar, una vez que su pariente había sido trasplantado, se echó atrás y el otro enfermo se quedó sin donante. Por eso se estudia hasta el más mínimo detalle. Por ejemplo, si las historias cruzadas están una en Málaga y otra en La Coruña, viajan los donantes. Los pacientes no porque están enfermos. Las operaciones se hacen en dos hospitales diferentes, pero a la misma hora. Cuando ambos donantes en sus respectivas ciudades ya están anestesiados, los profesionales se comunican por teléfono, confirman que esté todo listo y se dan recíprocamente el visto bueno para comenzar la extracción del riñón a trasplantar.

Este cruce tanto en España como en Málaga es, todavía, futuro. Lo que es una realidad es el trasplante de renal de donante vivo. El año pasado en Málaga se hicieron dos. "En España no avanza más este tipo de donación porque los índices de donación de cadáver son de los mejores del mundo y en consecuencia se relega el de vivo", explica el urólogo del Carlos Haya. Pero pese a que el 88% de las familias donan los órganos, las listas de espera no bajan. Y el único techo es la falta de órganos. Por eso los especialistas quieren potenciar la donación en vivo. Por cierto, así fue el primer trasplante que se hizo en 1979 en Málaga: un hombre que dio su riñón a un hermano.

2

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios