La inversión de Sando en Polonia ya asciende a más de 23o millones

  • El grupo malagueño anuncia que construirá 250 viviendas en la ciudad de Poznan . La compañía cuenta con seis proyectos inmobiliarios en dicho país

El grupo Sando ha intensificado su presencia en Polonia con una nueva promoción de 250 viviendas que construirá en la ciudad de Poznan. La inversión del proyecto ascenderá a 28 millones de euros, según informó ayer la compañía. Esta actuación se enmarca en el ambicioso plan de expansión de la empresa por Europa del Este, donde las promotoras españolas han visto una oportunidad para huir del parón que sufre el mercado inmobiliario en España.

El suelo adquirido para este proyecto se ubica al norte de Poznan -la ciudad está a medio camino entre Berlín y Varsovia y tiene unos 600.000 habitantes- y en las inmediaciones de su casco histórico. Con un coste de 8,4 millones de euros, la superficie edificable de 17.822 metros cuadrados permitirá la promoción de pisos, locales comerciales y unas 200 plazas de aparcamiento.

Sando, uno de los diez primeros grupos de empresas del sector de la construcción en España, inició su andadura en Polonia en 2005, con la apertura de una sede del área Inmobiliaria en Varsovia. Desde entonces, ha realizado una inversión de 230 millones de euros en compras de suelo, y tiene previsto aumentar esta cifra en los próximos ejercicios hasta los 685 millones.

La primera promoción polaca del holding presidido por José Luis Sánchez Domínguez y cuya vicepresidencia ocupa su hijo, Luis Sánchez Manzano, está compuesta por 386 viviendas situadas igualmente en la capital. La compañía aseguró ayer que la comercialización de ese primer proyecto está cosechando excelentes resultados.

Junto a ésta y la que se acaba de proyectar, Sando acomete en Polonia otros cuatro desarrollos inmobiliarios, tres en Varsovia y otro en Wroclav. En total, la firma prevé levantar casi tres mil viviendas en este mercado, a las que se sumarán las que procedan de proyectos futuros incluidos en esos 685 millones.

Además, el mercado polaco servirá a la empresa malagueña de plataforma para el salto a Hungría y Rumanía. La constructora prevé alcanzar una facturación de 1.000 millones de euros este año, frente a los 759 millones de 2006.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios