Los jueces de Marbella piden al TSJA que pare los pies a la Junta

  • Afirman que la Consejería de Gobernación invade competencias exclusivas de magistrados y secretarios al recortar a la mitad el personal de los juzgados de guardia

Los jueces de Marbella firmaron el 26 de enero un escrito dirigido al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) para reclamarle que "con la mayor urgencia" interceda ante el Gobierno andaluz para que retire la orden de reducir a la mitad el número de funcionarios que atienden los juzgados de guardia.

Los magistrados de todos los juzgados de instrucción de esta localidad señalan, por una parte, que este recorte hace "insostenible" el servicio de guardia y, por otra, que la Junta de Andalucía "carece de facultades para privar a los jueces y secretarios de la facultad para decidir qué personal es necesario".

La Delegación del Gobierno en Málaga remitió a principios de diciembre un escrito a los secretarios de los cinco juzgados indicando que no estaba justificado que acudieran los ocho funcionarios de cada órgano por sistema a todas las guardias y aludía a una orden de 2003 para que este servicio sea atendido exclusivamente por un funcionario de auxilio, un gestor y dos tramitadores.

Sin embargo, los secretarios realizaron una certificación al término de las guardias que desarrolla cada juzgado justificando "la necesidad de que todos los funcionarios disponibles desempeñaran el servicio de guardia", según el escrito dirigido por los magistrados al presidente del TSJA.

En esa certificación los secretarios subrayaban que Marbella "es un punto caliente de la criminalidad en la Costa del Sol", con una carga de trabajo no comparable a la que soportan otros partidos judiciales. También ponían el acento en "la enorme complejidad de muchas actuaciones en el ámbito de la delincuencia organizada".

Sin embargo, la Junta de Andalucía hizo oídos sordos y envió una nueva comunicación a los secretarios en la que le pedía que subsanara los errores de la última certificación en la que se detallaba que todos los funcionarios habían atendido las guardias.

Los jueces subrayan que "de persistir esta postura" "se produciría una situación absolutamente insostenible en un partido judicial tan complicado, conflictivo y difícil como es el de Marbella" y agregan que los magistrados no están dispuestos a "asumir que los ciudadanos, sean víctimas, imputados o terceras personas, vean mermados sus derechos fundamentales debido a la escasez del personal del juzgado de guardia". En el documento no sólo reivindican la competencia para organizar las guardias, sino que recuerdan que la propia orden a la que alude la Junta de Andalucía recoge que "si la naturaleza de las actuaciones a practicar lo aconsejare, el juez y el secretario podrán acordar la incorporación al servicio de guardia de todos o parte de los funcionarios que integran la plantilla judicial". En definitiva, que la Junta de Andalucía carece de competencias en este sentido.

El secretario de la organización judicial SPJ-USO, Adriano Moreno, explicó ayer que el recorte acordado por la Junta afecta en Málaga a los juzgados de Marbella, Estepona, Fuengirola y Torremolinos, donde cada juzgado está una semana de guardia de 9:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00, con la particularidad de que este es un horario orientativo, que depende del volumen de atestados, detenidos, incidencias y juicios rápidos que se registren.

Además, en la capital se han recortado las guardias del servicio de informática general, hasta ahora prestado por dos funcionarios, circunstancia que según el sindicato perjudica seriamente la agilidad de los juzgados porque todas las diligencias que se abren tienen previamente que tener abierto un registro. Adriano Moreno calcula que cada día se realizan en los juzgados de Málaga alrededor de 600 registros informáticos, tarea "imposible para un único funcionario".

4

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios