El lado oscuro de las cosas

  • El PP pidió información de los viajes que se han hecho financiados por Cooperación Internacional con fondos de la Diputación o de cualquier organismo nacional o internacional

Comentarios 1

EN la actividad política, como en todas, hay una parte que se desarrolla de cara a la galería y otra que tiene lugar entre bambalinas. En el transcurso del último pleno ordinario de la Diputación Provincial de Málaga se suscitó un debate sobre diversas actividades relacionadas con el área de Cooperación Internacional que dirige el diputado de Izquierda Unida (IU) Miguel Esteban Martín, que es además vicepresidente segundo del organismo supramunicipal.

A la luz de lo allí expuesto, el diputado provincial del Partido Popular (PP) Juan Jesús Bernal alertaba ayer del "oscurantismo" mostrado por los responsables del citado departamento de Cooperación Internacional en la gestión de los fondos destinados al Foro Andaluz de Municipios por la Solidaridad Internacional (Famsi) y al Parlocal, un proyecto internacional para promocionar políticas de participación presupuestaria, entre otros.

El pleno aprobó un convenio con la Famsi por el que se le otorgaba a la citada entidad 72.500 euros, de los cuales 32.250 son destinados a la contratación de una persona, 20.000 euros para viajes, 10.000 al alquiler de oficinas y material y como destaca Bernal "sólo 10.000 euros para la acción solidaria en sí". Cifras de por sí bastante llamativas.

Ante estos números el diputado popular solicitó información de todos los viajes que se han hecho financiados o gestionados por Cooperación Internacional, con fondos provenientes de la Diputación o de cualquier otro organismo nacional o internacional, así como los nombres de los políticos que han acudido a destinos como la República Dominicana o Cuba en los últimos dos años.

Más en concreto, pidió información sobre un viaje a la República Dominicana al que fue invitado un cargo de confianza de un concejal socialista del Ayuntamiento de Ferrol, desde donde, siempre según la versión de Bernal, confirmaron que la financiación de dicho viaje fue asumida por la Diputación de Málaga que fue la que se puso en contacto con esta persona para invitarla a viajar al citado destino. El diputado popular ha especificado que al citado viaje fueron un total de 40 personas, de las cuáles había 15 políticos españoles, dos técnicos, y el resto eran representantes de otros países.

Al margen de las diferencias entre populares y socialistas sobre cómo debe entenderse la política de cooperación internacional, Bernal considera que "lo que no puede ser es que seamos unos paganinis", lo que parece evidente es que se hace imprescindible un riguroso control sobre los fondos destinados a entidades que como FAMSI, que a lo largo del mandato de la actual Corporación provincial ya ha recibido cerca de un millón de euros.

Una falta de control que también es detectada desde las propias filas de IU, desde donde un responsable de la formación, además de afirmar que sí existe una fiscalización del gasto y asegurar que no se ha producido ninguna ilegalidad, ponía de manifiesto que los compromisos de los diferentes partidos llevan, a veces, a hechos tan contradictorios como, por ejemplo, el de saltar el charco para ir a explicar lo que son los presupuestos participativos, cuando es precisamente en América Latina donde surgieron este tipo de propuestas. Una situación que desde la propia IU reconocen que tiene su origen en el establecimiento de auténticos chiringuitos en el seno de la Diputación, creados en virtud de los siempre opacos acuerdos suscritos entre los distintos partidos para conformar la mayoría en la Diputación y resolver también, por qué no decirlo, necesidades de financiación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios