La madre de Amy reconstruye la vida de su hija ante la Guardia Civil

  • Los agentes se interesaron por la personalidad y las nuevas amistades con las que la adolescente se hubiera relacionado

Comentarios 0

La Guardia Civil de Mijas continúa indagando sobre la vida de Amy, al objeto de dar con alguna pista que le lleve al paradero de la joven irlandesa de 15 años desaparecida el pasado 1 de enero en la localidad. La madre de Amy, Audry Fitzpatrick, y el padrastro de la adolescente, Dave Mahon, acudieron ayer al cuartel de la Guardia Civil ubicado en Fuengirola para ofrecer información sobre los últimos movimientos que la joven hizo los días previos a su desaparición.

Ambos entraron en las instalaciones de la Benemérita a las 10.30. Allí estuvieron hasta las dos y media de la tarde y ofrecieron su testimonio durante más de dos horas seguidas.

Nuevamente fueron requeridos por la Guardia Civil por la tarde, entre las 17.00 y las 19.30. Estas largas horas de conversación sirvieron para "hacer una reconstrucción fotográfica de la vida de Amy", según explicó el portavoz de la familia, Franco Rey, quien no quiso ofrecer detalles ya que "forma parte de la investigación".

No obstante, fuentes cercanas a la adolescente apuntaron que los agentes se interesaron por el carácter de Amy y sus amistades, sobre todo, si se había relacionado con nuevos amigos en los últimos días. También Ashley Rubio, la amiga de Amy que pasó con ella las últimas horas, visitó hace un par de días el cuartel de la Guardia Civil para informar sobre las amistades que tenía Amy y con quien se relacionaba.

Rey indicó que el progenitor de Amy, Christopher Fitzpatrick, residente en Irlanda, ya se encuentra en España. Es posible que en los próximos días tenga que compartir con la Guardia Civil la información que tenga de su hija.

Fuentes de la Guardia Civil apuntaron que por el momento no se van a hacer más batidas masivas, pero que seguirán buscando a la adolescente. Para ello contará con la ayuda de la Interpol en Irlanda.

La última vez que la joven fue vista recorría el camino que va desde Calypso hasta Las Lomas de Riviera. No llevaba móvil ni dinero. Fuentes cercanas a Amy aseguran que el motivo de que fuera sin teléfono es porque su padrastro se lo había retirado por discrepancias sobre el saldo, como en la mayoría de familias con adolescentes, aunque su madre contestó a preguntas de los periodistas que se lo dejó olvidado en casa.

La madre y el padrastro de Amy se negaron a hacer declaraciones ante los medios al ver la tensión entre los numerosos medios, nacionales e irlandeses, congregados a la salida de los juzgados.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios