Málaga

Una mañana sin taxis

  • Las principales asociaciones del sector se movilizan durante cuatro horas en protesta por el "intrusismo" y por las multas que reciben por parte de la Policía Local

Comentarios 1

A golpe de claxon y ralentizando su paso para hacerse oír. Así marcharon ayer unos 250 taxis desde Cortijo de Torres hasta las mismas puertas del Ayuntamiento de Málaga en protesta por la situación en la que se encuentra el sector, cifra que los responsables del gremio elevaron a 400. Tres razones son las que motivaron esta marcha en la jornada de ayer: el intrusismo que existe en puntos como el aeropuerto y la escasa vigilancia por parte de la Policía Local; las multas de tráfico que los conductores reciben en el ejercicio de su trabajo, y la incertidumbre que pesa sobre la transmisión de las licencias.

Esta circunstancia hizo que, según expusieron desde la Asociación de Autónomos del Taxi (Aumat), las principales paradas de recogida de pasajeros quedasen desatendidas entre las 09.00 y las 13.00. No obstante, la ausencia de vehículos a pie, por ejemplo, de las terminales del aeropuerto parece que fue suplica por otros medios de comunicación. Así al menos lo apuntaron fuentes del aeródromo, que destacaron la normalidad con la que transcurriendo esas cuatro horas.

El presidente de este colectivo, Rafael García, confió en que tras esta primera movilización, el alcalde, Francisco de la Torre, atienda las exigencias de los profesionales del volante. En caso contrario, lo ocurrido ayer se repetirá el próximo 23 de agosto y todos los lunes de septiembre. Se salva de este calendario el periodo de la Feria de Agosto. "No queremos negar el servicio a los que vienen a Málaga a vivir los festejos, porque entre todos tenemos que meter el hombro", expuso.

Esta acción de protesta logró al menos que De la Torre atendiese a una pequeña delegación de taxistas. En el encuentro, que tuvo lugar en la Casona del Parque, el regidor del PP, acompañado del concejal de Seguridad, Antonio Cordero, se comprometió verbalmente a garantizar presencia de la Policía Local en el aeródromo. Si bien la misma no supondrá la implantación de un punto fijo, García sí indicó que el acuerdo es que haya una unidad de mañana y tarde integradas por cuatro agentes, cifra que se reduciría a dos por las noches. "El sector vigilará para que se cumpla ese compromiso", apuntó. Desde el Consistorio, además, informaron de que entre enero de 2009 y el pasado mes de mayo, la Policía Local hizo 11.476 inspecciones de contratación previa, lo que ha motivado la apertura de 235 actas de denuncia por intrusismo.

A este elemento de crítica, los taxistas suman la imposición por la parte de la Policía Local de sanciones por aparcar en doble fila o por detener el vehículo en carril bus. "Nuestro servicio es de puerta a puerta", comentó García a modo de explicación, a lo que añadió: "No podemos estar asustados, pero cuando vemos el cochecito famoso de los cuernos se nos pone la carne de gallina". El cochecito "de los cuernos" no es otro que el que usa la Policía Local para multar a los vehículos aparcados en doble fila y que no realiza distinción alguna. "Lo que habría que hacer es grabar las matrículas de los taxis que estén prestando servicios para que estén exentos de esas denuncias", apuntó. Y otra cuestión a resolver es el de la transmisión de las licencias. "El Ayuntamiento ha remitido notificaciones a viudas, prejubilados, personas que están de baja por enfermedad para que transfieran sus licencias en 90 días", expuso García, quien reclamó un plazo mayor y demandó "los mecanismos para que estos compañeros, que han estado 35 y 40 años de ejercicio, tengan al menos una jubilación como se merecen".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios