Las matriculaciones de vehículos en la provincia caen más de un 21%

  • Málaga fue la segunda provincia andaluza que concentró el mayor volumen de ventas en 2011

Comentarios 1

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos registraron un descenso del 21,4% en la provincia de Málaga en 2011, hasta situarse en los 21.296 vehículos vendidos al cierre del año, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM), que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas. En España, las ventas de coches cayeron un 17,7% hasta diciembre, contabilizando un total de 808.059 unidades vendidas.

Este descenso de las compras de vehículos en Málaga se debió, principalmente, a la caída de las ventas de turismos, que disminuyeron un 17,5%, hasta las 1.289 unidades vendidas. Por su parte, las adquisiciones de todoterrenos crecieron un 1,5%, hasta contabilizar 268 matriculaciones en el año 2011.

Por provincias, Málaga fue la segunda provincia andaluza que concentró el mayor volumen de ventas en 2011, con un 23,3% de las matriculaciones registradas en la región, por detrás de Sevilla (21.726 unidades). Por el contrario, Jaén fue la que comercializó un menor número de vehículos durante el año pasado (4.995 unidades). En el conjunto del territorio nacional, Andalucía se sitúa entre las comunidades autónomas donde más cayeron las ventas en 2011, con un total de 91.381 (-28,8%). Con ello, la región concentra el 11,3% de las ventas nacionales registradas el pasado año.

Las marcas Seat, Citroën y Ford, las más vendidas en Málaga

En relación a las marcas más vendidas en Málaga en 2011, encabeza el ranking de matriculaciones la casa Seat, con 2.077 matriculaciones, seguida de las firmas Citroën y Ford, con 1.680 y 1.665 unidades vendidas, respectivamente. Las marcas Peugeot y Opel, con 1.603 y 1.548 unidades vendidas, respectivamente, fueron también representativas hasta diciembre, ocupando el cuarto y quinto puesto entre las más demandadas en la provincia. Le siguen en volumen Volkswagen y Renault, con 1.484 y 1.451 unidades, respectivamente, seguidas de Nissan (1.385), Toyota (1.021) y Audi (1.013).

Un año para olvidar: 5.000 empleos y 500 pymes menos

El presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, calificó el pasado ejercicio 2011 como "un año para olvidar que marcará un triste hito para la automoción en nuestro país, al igual que ocurrió en 1993", aunque aseguró que 'como entonces, el sector cuenta con potencial suficiente para recuperarse y seguir adelante'.

Sánchez Torres, que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas, señaló que las poco más de 800.000 unidades matriculadas en 2011 -un 50% menos que antes de la crisis- son el mejor resumen del año, ya que "muestran cómo la falta de crisis de confianza y la restricción crediticia continúan lastrando el mercado, principalmente el canal de particulares que retrocedió cerca de un 34%".

Esta caída fue mayor de lo esperado, especialmente durante el segundo semestre del año -a pesar de las elevadas promociones que llegaron incluso a alcanzar los 4.000 euros de media- y se extendió incluso a un mes tradicionalmente bueno en ventas como es diciembre por los objetivos que intentan alcanzar los concesionarios para conseguir los rápeles al cierre del año.

No obstante, el responsable de Ganvam recordó que la automoción es un "sector corcho" muy dependiente del clima económico, por lo que esta tendencia bajista "no se debe tando a problemas internos de esta industria, que ha sabido hacer sus deberes redimensionando su estructura de ventas, sino a la recesión en la que entraremos en el primer trimestre del año".

En este sentido, Sánchez Torres señaló que desde que estalló la crisis se han perdido 40.000 puestos de trabajo y 2.500 pequeñas y medianas empresas en las redes de distribución, incluyendo 5.000 empleos y 500 pymes sólo este último año, por lo que si se cumplen las previsiones de una nueva recesión en 2012 el nuevo Gobierno "deberá tomar cartas en el asunto para contener esta hemorragia".

La solución pasa, a su juicio, por aprobar un plan de ayudas basadas en el achatarramiento similar al extinto 2000E, ya que reactivaría el consumo y ayudaría a rejuvenecer el parque, con un 43,7% de turismos por encima de los diez años. Además esta medida "no es incompatible con las recientes políticas de reducción del gasto público", ya que su coste quedaría "más que compensado" a través de los impuestos que generarían los vehículos amparados por esas ayudas. En este último año las arcas públicas han perdido 450 millones de euros de recaudación por imposición directa de la compra del automóvil.

Por otro lado, el responsable de Ganvam se refirió a los últimos nombramientos dentro del recién estrenado Gobierno. En su opinión, la conversión de la cartera de Comercio en una Secretaría de Estado adscrita a Economía servirá para "que los vendedores sepan por fin quién les representa", aunque aclaró que "habrá que esperar para ver si con esta reorganización el Gobierno es más sensible a las peticiones de la distribución, o si por el contrario se mantendrá una jerarquía donde los fabricantes sigan ocupando el primer escalón".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios