La edad media de las madres se retrasa tres años en una década

  • Las mujeres de 33 años encabezan el número de partos en la provincia · El volumen de nacimientos y matrimonios cae en picado desde el inicio de la crisis

Las mujeres deciden ser madres con una edad cada vez más alta hasta el punto que la media se ha retrasado tres años en apenas una década. En 2010, la mayoría de las mujeres que tuvieron un bebé en la provincia tenían 33 años mientras que en 2000 la edad que más se repetía era la de 30 años, según se recoge en el último informe sobre Movimiento Natural de la Población que el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó ayer. Pueden ser muchas las causas que justifiquen esta tendencia. Los expertos apelan en primer lugar a que las mujeres prefieren esperar a tener un puesto de trabajo consolidado para ser progenitoras. A eso hay que sumarle que el número de divorcios sin hijos se ha disparado en los últimos años entre los treintañeros y entre que se vuelve a encontrar pareja y se decide tener descendencia pasan unos años. En estos momentos, el mayor número de nacimientos se concentra entre los 29 y los 35 años, pero cada vez hay más madres por encima de los 40 años e incluso más. Un hecho llamativo, provocado por el auge de los tratamientos de fertilidad, es que en 2010 hubo 47 mujeres que fueron madres con más de 45 años mientras que hace una década solo se contabilizaron una docena.

Al margen de la edad, también se aprecian otros datos significativos que definen un cambio importante en la sociedad. Uno de ellos, por ejemplo, es que el número de madres casadas se ha mantenido mientras que ha crecido de forma considerable el número de madres solteras. En 2010 las madres solteras protagonizaron el 38% de los partos, diecisiete puntos más que en 2000.

Las estadísticas son frías pero arrojan análisis que no dejan indiferente a nadie y que demuestran el día a a día de una sociedad como la malagueña. Con los números oficiales sobre la mesa se puede comprobar que desde el inicio de la crisis económica en 2008 ha descendido de manera notable tanto el número de nacimientos como de matrimonios. En 2008 se dieron a luz 19.015 bebés en la provincia; se bajó hasta los 17.794 en 2009 y se volvió a caer hasta los 17.447 en 2010. Se prevé un nuevo descenso en 2011 ya que el INE también publicó ayer los datos correspondientes al primer semestre del año pasado y se sumaron 8.437 nacimientos. Si se extrapolara directamente al resto del año, habría menos de 17.000 nacimientos. En cualquier caso, se estaría hablando de la llegada diaria de 46 bebés al mundo.

El comportamiento de los matrimonios ha sido similar. En 2008 se realizaron 7.157 uniones, en 2009 se firmaron un millar menos, el 2010 se cerró con 5.743 y en los seis primeros meses de 2011 apenas se han producido 2.365 matrimonios. Las uniones homosexuales siguen sin despegar y en 2010 solo representaron el 2,6% de los enlaces en la provincia, un volumen similar al de años anteriores.

38%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios