Cuatro años y medio de cárcel por esconder un arsenal en casa

  • El hombre, de nacionalidad francesa, guardaba en el garaje y en la casa gran cantidad de munición y armas de guerra

La Audiencia de Málaga ha condenado a cuatro años y seis meses de prisión a un hombre de nacionalidad francesa, al que encontraron en el garaje y en la vivienda que tenía alquilada gran cantidad de munición y armas de guerra. Además, lo condenan por tener un vehículo que constaba robado y se le absuelve por usar documentación falsa. En abril del pasado año se recibió en la Comisaría de la Policía Nacional en Estepona un aviso en el que se indicaba que había un hombre por los tejados de las viviendas de una urbanización, por lo que se personó un dispositivo policial, según se declara en la sentencia.

Los agentes, señala la resolución, encontraron en el lugar al acusado, quien les dijo primero un nombre no real y que había tirado a un jardín un arma, que no fue localizada, pero sí un cartucho. Al producirse un segundo aviso de un incendio, se persona otra dotación policial y los bomberos, llegando entonces la mujer del acusado.

Los agentes solicitaron a la pareja sentimental la documentación, que ésta entregó, confirmándose que los dos tenían órdenes de búsqueda y detención, por lo que fueron arrestados. Los policías observaron que en el garaje que estaba abierto había dos vehículos.

Se realizaron gestiones y se averiguó que la placa de uno de los vehículos no le correspondía y que constaba como sustraído. Junto al otro coche, explica la sentencia, se encontraron unas bolsas de plástico con más de 400 cartuchos de munición de armas cortas y largas. Posteriormente, tras tomarles declaración a ambos, continuaron las diligencias y se solicitó a la mujer autorización para registrar la vivienda que tenían alquilada, donde se encontraron diversas armas, como una escopeta, subfusiles, que "no tenían entrada legal en España"; además de más munición y droga. Por ello se condena al hombre por un delito de depósito de armas y munición de guerra, por las características de los objetos hallados; y por otro de receptación, por la posesión de un vehículo que recibe "sin contraprestación" de alguien que no acredita su titularidad y que no se interesa posteriormente por él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios