El misterio del marqués

  • El abogado de Pepe el Trompeta mantiene que los supuestos huesos del marqués de Larios analizados en la prueba de ADN podrían no pertenecer al aristócrata

Los huesos analizados en la prueba de ADN para determinar si José Collado, Pepe el Trompeta, es hijo del Marqués de Larios podrían no corresponder al marqués, según las declaraciones de varios testigos que afirman que hubo un traslado de restos desde Albacete a una capilla de Málaga en 1999. Así lo afirmó ayer el abogado de José Collado, Mariano López Ruiz, quien aseguró que el juzgado de instrucción número 1 de Marbella instruye diligencias por esta cuestión y ha pedido que el caso pase a instruirse en Albacete.

El abogado de Pepe el Trompeta hizo estas declaraciones a la salida de la vista oral celebrada ayer a puerta cerrada en el juzgado de Instrucción número 6 de Albacete, donde los peritos -según este letrado- han confirmado que los restos óseos del féretro del Marqués de Larios no corresponden con los del padre de El Trompeta.

La prueba "es concluyente", indicó López Ruiz que, sin embargo, dijo que seguirán adelante para demostrar que José Collado es hijo del marqués. Los restos de Juan Antonio Larios Franco, el marqués, fueron exhumados en mayo de 2010 para analizar si su ADN coincidía con el de José Collado, aunque en octubre de ese año se conoció que las pruebas habían resultado negativas.

López Ruiz dijo que hay indicios de que hubo un traslado de huesos "en 1999 desde Albacete a una capilla de Málaga e, incluso, en Marbella declaró un testigo que trabajó en la finca desde 1974 y afirmó que fue él quien realizó el traslado". Mariano López Ruiz dijo que el caso está en el juzgado marbellí después de que fuera el Cuerpo Nacional de Policía el que recogiera declaraciones de varios testigos que afirmaban conocer el traslado de los restos óseos, testigos surgidos a raíz de la investigación sobre el caso por parte del biógrafo de El Trompeta.

El abogado del demandante aseguró que, de determinarse que existió este traslado, existiría "un delito de falsedad" al haberse presentado unos restos como los del Marqués de Larios, cuando este se encontraría enterrado en Málaga y no en la finca de Albacete. El litigio se origina tras la demanda civil interpuesta en 1996 por el trompetista afincado en Marbella, en la que reclamaba la paternidad del cuarto marqués de Larios, los títulos nobiliarios y la correspondiente herencia.

El proceso quedó paralizado cuando los restos del noble fueron exhumados el pasado 14 de mayo en la finca La Dehesa de los Llanos, ubicada en Albacete, para el cotejo de ADN de ambos, prueba tras la cual el Instituto de Medicina de la localidad emitió un informe negativo.

Pepe el Trompeta nació en 1948, fue abandonado por su madre cuando tenía nueve meses y posteriormente fue al colegio de la Misericordia en Málaga, en el que estuvo hasta los 16 años. Con 49 años y ya afincado en Marbella, buscó en el programa televisivo Quién sabe dónde a su madre, Emilia Collado, y fue ésta, que trabajó como cocinera en la casa del marqués de Larios, quien le confesó antes de morir que había mantenido un idilio con el noble, del cual había nacido José.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios