Más museos que ASEOS

  • Málaga apenas tiene baños públicos y los hosteleros están ya hartos de dejar entrar a los viandantes para hacer sus necesidades sin consumir

  • Se van a licitar 10 aseos por 250.000 euros

Si piensa pasear por el Centro o por alguna barriada de la capital no olvide hacer sus necesidades antes de salir de casa porque, en plena calle, lo va a tener casi imposible. No hay apenas aseos públicos y en caso de apretón la solución más socorrida suelen ser los bares y restaurantes. Si no quiere pasar apuro hay que pedir alguna consumición y si prefiere no gastar dinero, hay que tirar de don de gentes pues, lógicamente, a ningún hostelero le hace especial gracia que personas que no sean clientes utilicen sus baños. Hay establecimientos, sobre todo las franquicias, que directamente cierran la puerta y hay que pedir la llave en la barra.

El asunto, aunque pueda tener tintes escatológicos, no es baladí pues Málaga es una de las grandes ciudades con menos aseos públicos del país y el auge turístico provoca que haya cada vez más personas por la calle. Hace tres años el grupo municipal Izquierda Unida presentó una moción a la comisión de Medio Ambiente y Sostenibilidad para exigir la instalación de aseos públicos en la ciudad. En ese escrito, defendido por la entonces concejal Ana García Sempere, se apuntaba que "los únicos aseos públicos con los que se cuenta son los de las playas de la ciudad durante la temporada" y consideraban este déficit un "verdadero problema para los turistas, las personas mayores, las mujeres embarazadas, colectivos que trabajan en la calle, discapacitados...". El concejal de Medio Ambiente, Raúl Jiménez, aseguraba entonces que llevaban tiempo analizando esta cuestión y que se habían planteado tres opciones. La primera era instalar 10 aseos públicos de moneda autolimpiables que se cerraran cada 10 o 15 minutos para evitar que entrara gente a dormir o se le dieran otros usos. Una segunda línea que se estudió fue fomentar los baños públicos existentes en los aparcamientos de la red de Smassa y la tercera era tratar de llegar a algún acuerdo con los hosteleros para poder beneficiarles si dejaban utilizar sus baños. Esa comisión acordó elaborar un plan concreto.

Los hosteleros reconocen que es difícil cobrar por el baño, pero les "preocupa" el asunto

Tres años después, la situación es similar. Jiménez ha indicado a este diario que esos 10 baños públicos están a punto de licitarse por un importe de 250.000 euros y serán instalados en el centro histórico y en los paseos marítimos. También subraya que se analizó la posibilidad de rebajar la factura del agua a aquellos establecimientos hosteleros que permitieran el uso de sus baños a personas que no fueran clientes, pero se descartó porque era difícil ponerlo en práctica.

El concejal de Medio Ambiente afirma que, en estos momentos, lo que hay disponible son los baños existentes en los aparcamientos públicos y los ubicados en los paseos marítimos, recordando que en la concesión de algunos chiringuitos estaba obligado que el baño fuera de uso común. Jiménez reconoce que han recibido quejas de personas que salen a correr o a pasear por los paseos marítimos a horas muy tempranas porque los servicios están cerrados y alega que "se empiezan a abrir a las ocho de la mañana desde una punta del paseo marítimo y hasta que llegan a la otra pueden ser las 10 de la mañana". Este diario pudo comprobar que hay servicios en el paseo marítimo con un cartel que indica que solo abren desde las 11:00 hasta las 20:00 en temporada, entendiendo como tal del 15 de junio al 15 de septiembre.

Jiménez explica que "ahora estamos preparando algunas concesiones de quioscos con cuarto de baño incluido en parques de la ciudad y vamos a empezar con los parques Litoral y María Luisa en la carretera de Cádiz", que se sumarían a los ya existentes en el parque, San Miguel y La Alegría en Ciudad Jardín. En cualquier caso, el concejal señala que "cuando se pongan los 10 servicios que vamos a licitar habrá una red de aseos públicos mayor y más decente".

La socialista Begoña Medina fue una de las integrantes de aquella comisión de hace tres años y afirma que la falta de aseos públicos "es una asignatura pendiente y una falta de voluntad política y nos llegan muchas quejas tanto por el horario como por la limpieza de los que hay en los paseos marítimos". Medina pide que haya aseos en los parques, al menos, grandes "porque al no haber equipamientos hay personas que acaban orinando en las esquinas y zonas mal mantenidas porque no se limpian" y critica que "estamos a la cola de otras ciudades".

El portavoz de Málaga para la Gente -heredero de IU en el consistorio-, Eduardo Zorrilla, dice que "pese a que han pasado tres años desde aquella moción el problema sigue lamentablemente vigente porque tenemos la misma carencia de aseos". Zorrilla mantiene que "en otras ciudades sí es común ver baños públicos por las calles y a muchos extranjeros que nos visitan les llama la atención que no haya en Málaga", aunque los considera necesarios no solo en las zonas de gran afluencia turística sino en todas las barriadas de la capital. En las paradas del Metro, por ejemplo, tampoco hay baños públicos. Desde la empresa alegan que no se pusieron porque la estancia media en las paradas es muy corta y por motivos de seguridad, aunque señalan que sí hay aseos para los empleados.

Los hosteleros han sido y son los eternos sufridores de las necesidades bajas de los viandantes. Hay personas que piden permiso para entrar al baño aunque no piensen consumir nada y otras que entran directamente como Pedro por su casa. Jesús Sánchez es el presidente de la patronal hostelera Mahos, destaca que "los bares y restaurantes nos hemos convertido en los aseos públicos de la ciudad" y reconoce que hay cierta "preocupación" en el sector, sobre todo en momentos clave como la Navidad, la Semana Santa o la Feria. "Yo tenía un restaurante en la calle Carretería y en Semana Santa tenía muchos problemas porque venían muchas personas de la calle, con niños incluidos, colapsaban el baño y no podían entrar los clientes". Este empresario subraya que "el que tiene un restaurante en una zona puntera sabe que en momentos como Semana Santa va a tener una cola de personas en la puerta del baño que va a llegar hasta el salón de los comensales y que se impide que los clientes utilicen el aseo con normalidad, por lo que deberían ponerse más en las calles".

En cualquier caso, Sánchez afirma que la solución no es sencilla. "Cobrar por usar el baño es muy difícil porque, por una parte, es difícil negarse cuando ves a una persona que tiene la necesidad de entrar, sobre todo si es además un niño, y por otro porque tampoco se puede distinguir si esa persona luego va a hacer algún tipo de consumición en el local", explica el hostelero, que también subraya que a veces es peor el remedio que la enfermedad porque "si no le dejas entrar puede que te orinen en la calle al lado de la terraza". En el polo opuesto está la seguridad, pues se desconoce qué puede hacer cualquier persona que entra de la calle en el baño y si puede causar algún daño.

Cuando el cuerpo pide evacuar estando en la calle lo normal es intentar ir al sitio más cercano y es habitual entrar a los baños de instituciones públicas, bibliotecas, etcétera. También, aunque dé algo más de pudor, a los hoteles. Francisco Moro, director del hotel Maestranza y vicepresidente de la patronal Aehcos, relata que "hay personas que vienen de la calle y usan los baños de los hoteles a menudo, aunque no lo consideramos preocupante o, por lo menos, no lo hemos visto aún como un problema que nos llame la atención". Moro desconoce qué tipo de solución se le puede dar al caso, porque piensa que se podría "afear" la imagen de la ciudad si se colocan baños en determinados lugares del centro, con los problemas de olores o limpieza que pudieran llevar acarreados. "Hay que darle una vuelta importante al asunto y que todo quede bien integrado", indica.

Málaga es más ciudad de museos que de aseos, algo positivo para la cultura y el turismo pero negativo para las necesidades básicas del ser humano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios