El nuevo obispo tomará posesión de su cargo el 13 de diciembre

  • Dorado Soto, administrador apostólico, realizará nueve eucaristías de despedida

La Diócesis de Málaga afronta dos meses de transición hasta que el próximo 13 de diciembre, según hizo público ayer el propio Obispado, tome posesión del cargo el nuevo purpurado malagueño, Jesús Esteban Catalá Ibáñez. Hasta entonces, Antonio Dorado, quien preside la Iglesia malagueña desde mayo de 1993, ejercerá de administrador apostólico y celebrará 9 eucaristías de despedida, una por vicaría o arciprestazgo, y una última con el clero local.

El calendario de fechas aprobado ayer por Dorado Soto es el siguiente: 18 de octubre, despedida de la vicaría de Melilla en el Sagrado Corazón; 8 de noviembre, despedida de la Ronda, Santa María la Mayor; 9 de noviembre, Axarquía y Alora-Coín, en San Andrés y San Juan, respectivamente; 16 de noviembre, Antequera y Marbella-Estepona, en San Sebastián y la Encarnación, respectivamente; 23 de noviembre, Fuengirola-Torremolinos, en Nuestra Señora del Rosario; 30 de noviembre, Málaga, en la Catedral; 4 de diciembre, despedida del presbiterio en el Seminario. Y finalmente, el 13 de diciembre, el relevo oficial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios