La única oferta para la piscina de Puerto de la Torre incluye un tanque de buceo

  • Proponen adjudicar a Medios Acuáticos la concesión a 20 años de este equipamiento deportivo, que podría reabrir a final de año

El Ayuntamiento de Málaga parece en disposición de pasar definitivamente página sobre el que ha sido uno de los mayores descalabros en la gestión deportiva de las últimas décadas: el centro deportivo de Puerto de la Torre. Tras admitirse el fracaso de la adjudicación de la explotación comercial de estas instalaciones a Incomar Blue, a la que se rescindió la concesión hace ahora algo más de dos años, la mesa de contratación ha propuesto adjudicar a la empresa Medios Acuáticos S.L. la concesión para recuperar la actividad del equipamiento. El compromiso de la nueva explotadora es la de abrir los siete días de la semana y el plazo que se maneja para que la piscina reabra sus puertas es el de finales de año.

La firma, con sede en la localidad sevillana de Tomares, es la única de las que ha presentado oferta al concurso abierto el pasado mes de abril por el Consistorio. La misma tendrá en sus manos la gestión de este espacio durante veinte años. Después de analizar la documentación presentada, fuentes municipales informaron de que ya se dispone de una propuesta de adjudicación. La proposición incluye el pago de un canon anual de 16.000 euros a pesar que no era obligado. Ello fue justificado en su momento por los responsables municipales en el cambio de modelo existente, en el que este tipo de equipamientos han perdido atractivo cara a los inversores privados y una inversión de mejora de 1,8 millones de euros, incluyendo nueva maquinaria y la construcción de un tanque de buceo. A la actividad acuática, según las fuentes, se suma la creación de pistas de pádel y de CrossFit. De acuerdo con las previsiones iniciales el valor económico del contrato se situaba en algo más de 12,1 millones de euros para todo el periodo de concesión, cifra vinculada a la previsión de ingresos que podrá obtener el concesionario contando solo con el pago de los abonos (1.073 previstos) y los cursos de natación, ascendentes a 606.282 euros. Por el contrario, los gastos estimados rondan los 603.000 euros anuales.

El negocio del privado radicará fundamentalmente en los ingresos que pueda lograr con las nuevas instalaciones que pueda ejecutar en la parcela. Para ello, tendrá libertad para "modificar el espacio deportivo ocupado actualmente por las soleras de las pistas de pádel, dedicando éste a construir nuevas pistas deportivas descubiertas de cualquier deporte o como aparcamiento exclusivo de los usuarios".

Asimismo, el pliego de condiciones que ha servido de base al concurso daba libertad a las empresas a proponer nuevos espacios deportivos (cubiertos o descubiertos) en el espacio que hay entre el actual edificio y el pabellón cubierto que se que quiere construir para la práctica de balonmano. Entre los usos complementarios autorizados se encontraban los culturales, educativos, lúdicos y recreativos; espectáculos deportivos; servicios de nutrición deportiva, fisioterapia y tienda de material; máquinas expendedoras y mercadotecnia y publicidad de las instalaciones.

Las llaves de la piscina fueron entregadas por Incomar Blue en junio de 2015, lo que supuso el cese definitivo del servicio después de que el Consejo Consultivo de Andalucía avalase la decisión del Ayuntamiento de rescatar la concesión (otorgada en 2009) tras numerosos incumplimientos por parte de la firma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios