Más de 8.500 parados piden ayuda al Ayuntamiento para esquivar la crisis

  • El IMFE duplicó sus asesoramientos en sólo un año y permitió encontrar empleo a 863 malagueños · La cifra de microcréditos a emprendedores cae en picado

Cuando el desempleo aprieta y no se ven soluciones es necesario acudir a especialistas que puedan echar una mano. El Ayuntamiento de Málaga asesora a personas que quieran crear una empresa o pone en contacto a parados y empresas a través del Instituto Municipal para la Formación y el Empleo (IMFE), un organismo que el año pasado, en plena crisis, tuvo que duplicar sus esfuerzos para hacer frente a todas las peticiones. El IMFE atendió el año pasado a 8.484 personas frente a las 4.172 de 2008, es decir, más del doble pese a que, como reconoció ayer la concejala de Economía, Carolina España, "el personal es prácticamente el mismo por lo que el esfuerzo ha sido muy importante".

En el IMFE hay varias líneas de actuación. En primer lugar hay un servicio de orientación en el que se enseña a los solicitantes a redactar de forma correcta un currículum o cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo, entre otros aspectos. En cada distrito de la capital hay un orientador y las oficinas centrales están en calle Victoria. En segundo lugar, esta institución municipal tiene un portal llamado www.malagaempleo.com en el que el año pasado se dieron de alta 174 empresas que ofertaron 932 puestos de trabajo. Se realizaron, a través de esta web, 404 contratos si bien el número de demandantes superaba los 11.500. "Se ha contratado, de media, a 1,1 personas en 2009, un año que ha sido muy difícil", continuó España.

El IMFE también desarrolla un programa para ayudar a los emprendedores. El año pasado se atendieron 310 proyectos, un 28,6% más que en 2008, que supusieron la creación de 429 empleos. En conjunto, el IMFE ayudó, según España, a la contratación de 863 personas en Málaga en el pasado ejercicio.

Enrique Nadales, director del organismo municipal, destacó que "aunque nos llegan personas de todo tipo de perfiles, en 2009 hemos atendido a más varones de mediana edad que procedían del sector de la construcción y que querían aumentar su formación en otras áreas y, muchos de ellos, querían crear su propia empresa".

Para constituir una compañía, además de una buena idea, hay que tener financiación y ese, según Nadales, "ha sido el mayor problema". El IMFE tiene acuerdos suscritos con Unicaja, Cajamar y La Caixa para conceder microcréditos a los emprendedores aunque el año pasado fue bastante negativo. Se solicitaron a estas entidades financieras 129 microcréditos y sólo se aprobaron 19, el número más bajo desde 2005 y casi cinco veces menos que en 2008. El importe medio de los microcréditos concedidos se elevó a 15.000 euros.

España afirmó que en 2010 el presupuesto del IMFE, junto al de Bienestar Social, es de los pocos que se verá aumentado. Este organismo tendrá 8 millones de euros de presupuesto, unos 100.000 euros más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios