Jardinería La planta se usa para ahuyentar insectos por su intenso olor

Un parque con olor a ajo

  • Una planta de origen surafricano de la familia del ajo, que fue plantada tras la reforma que sufrió hace tres años, 'invade' con su aroma a los viandantes

Comentarios 5

Cuando uno se adentra en el Paseo del Parque de Málaga es inevitable que se le venga a la memoria el recuerdo a ajo. Y no es casualidad. Con la reforma que sufrió esta emblemática joya botánica de la ciudad hace casi tres años, hubo a quien se le ocurrió introducir una nueva planta muy vistosa por sus flores lilas. Pero también caracterizada por el fuerte olor que desprende al ser de la misma familia que esa hortaliza tan comúnmente utilizada en la cocina mediterránea para dar sabor.

La culpa de este aroma tan intenso y característico que invade el céntrico parque de la capital malagueña la tiene la tulbaghia violácea. Es una especie de origen surafricano que se suele utilizar habitualmente en los jardines para ahuyentar a los mosquitos y otros insectos por el intenso olor que desprenden sus llamativas flores, según explicó el profesor titular de Biología Vegetal de la Universidad de Málaga Andrés Pérez. Pero donde normalmente se recomienda que sean plantadas en zonas con climas más fríos para que sólo florezcan en los meses de primavera y verano, que es cuando los insectos dan más problemas y limitar la intensidad de su característico olor.

Ese pequeño detalle parece que no lo tuvieron en cuenta los encargados de diseñar la nueva jardinería del Parque tras su reforma. Y es que en Málaga las temperaturas suaves se mantienen durante prácticamente todo el año y, por tanto, la floración de esta especie perteneciente a la familia del ajo también.

La tulbaghia violácea está muy distribuida por el recinto, aunque donde más puede verse y también olerse es en los alrededores de los parterres en los que se plantaron los almeces que sustituyeron a los antiguos plátanos de sombra a ambos laterales del paseo. Foros de internet y comentarios de ciudadanos que pasean habitualmente por él recogen la misma impresión que ha llegado incluso a los pasillos del Ayuntamiento de Málaga.

La concejal de Parques y Jardines, Teresa Porras, reconoció ayer ser consciente de la incomodidad que produce este particular olor, pero asegura que no está previsto sustituir esta planta por otra porque "lo único que hacemos es mantener lo que se plantó". El aroma a ajo seguirá dominando en este vergel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios