Los partidos escenifican su unión para luchar contra los efectos de la crisis

  • Los líderes de los partidos locales aseguran que reclamarán que se agilicen los PGOU o que se abra el grifo de los créditos

Los partidos políticos tienen la sartén por el mango y pueden, con sus actuaciones, dar un importante giro a la crisis económica que vive Málaga y el resto de España. Se quiere dar la imagen de unidad y ayer los máximos representantes locales de PSOE, Miguel Ángel Heredia; PP, Elías Bendodo; IU, José Antonio Castro; y PA, Salvador López, se reunieron con los secretarios provinciales de CCOO y UGT, Antonio Herrera y Manuel Ferrer, para analizar entre todos qué se puede hacer para frenar la crisis y, sobre todo, terminar con la "sangría" de paro que asuela Málaga.

Entre las medidas adoptadas se aprobó aumentar la construcción de viviendas de protección oficial, poner en marcha comisiones de seguimiento que vigilen que el dinero procedente del Fondo Estatal del Gobierno y del Plan Proteja de la Junta se destine realmente para las inversiones previstas en los municipios y para la generación de empleo, o que se reclame que la adjudicación de esas obras se haga a empresas malagueñas. Éstas fueron las propuestas de los sindicatos que fueron presentadas por escrito y corroboradas verbalmente por los representantes políticos. En los próximos días se formalizará el acuerdo con medidas concretas y habrá reuniones con los alcaldes de toda la provincia para transmitirles el mensaje de, confianza por un lado, y vigilancia de sus actuaciones, por otro. Fuera del protocolo marcado por escrito, los representantes políticos también se comprometieron a intentar influir en tres aspectos clave para frenar la crisis. Por una parte, es imprescindible que los ayuntamientos y la Junta de Andalucía ultimen los trámites administrativos necesarios y se aprueben los Planes Generales de Ordenación Urbana de los municipios para que se libere suelo y el sector de la construcción pueda empezar a recuperarse con nuevas promociones de renta libre o de protección oficial. En segundo lugar, numerosos representantes políticos tienen voz y voto en las cajas de ahorro andaluzas y los representantes de los partidos aseguraron que "los bancos tienen que abrir el grifo de los créditos". En tercer lugar, y no menos importante, los políticos también señalaron que las Administraciones Públicas intentarán no demorar sus pagos a los proveedores que, en ocasiones, se abona hasta con años de diferencia, lo que supone un lastre ingente para pequeñas y medianas empresas. Reducir los trámites administrativos para las empresas que generen empleo también está en la agenda.

En la rueda de prensa posterior a la reunión hubo un momento para abordar la manifestación convocada por el PP en favor de la creación de empleo que tendrá lugar en Málaga mañana. El concejal Manuel Marmolejo (PP) -Elías Bendodo estuvo unos minutos en la reunión y posteriormente tuvo que ausentarse- invitó al resto de partidos y a los sindicatos a sumarse a esta movilización, aunque ninguno de los presentes lo secundó. Los representantes del resto de partidos afirmaron que sólo acudirían a manifestaciones convocadas por los sindicatos, mientras que CCOO y UGT ya tildaron hace unos días el acto del PP de "tufo electoralista".

En cualquier caso, y al margen de esta polémica, los partidos consideran que no es momento para el enfrentamiento, tal y como han reclamado los sindicatos, y, por ahora, parece que todo son buenas intenciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios