El recorte de ayudas hace peligrar la continuidad de varios programas de Médicos del Mundo

  • El servicio de atención a prostitutas en Málaga necesita al año más de 100.000 euros

Si las administraciones públicas siguen recortando sus aportaciones a la organización de Médicos del Mundo, algunos de sus programas ayuda de referencia podrían ser interrumpidos el próximo año. La atención sanitaria a las personas que ejercen la prostitución y la ayuda a la educación sociosanitaria de los inmigrantes que viven en la provincia de Málaga son las actividades que más peligran por el déficit de recursos económicos que arrastra desde hace varios años.

Sólo el primero de estos programas destinado a la reducción de los daños y a la promoción de la salud de las prostitutas en la calle y clubes de alterne, y que lleva más de 14 años funcionando en Málaga, supone un gasto anual de 101.000 euros. El responsable de esta organización en la provincia, Hervé Bertevas, aseguró ayer que para garantizar la supervivencia de esta atención "estamos tirando de fondos propios" debido a que la única ayuda local con la que cuentan son los 12.000 euros que aporta el Ayuntamiento de la capital, puesto que el resto es financiación procede de la organización a nivel autonómico y estatal.

Begoña Espinosa, responsable de este programa de Médicos del Mundo en Málaga, señaló que sólo el año pasado fueron atendidas 1.009 personas y resaltó la importancia de ofrecer este servicio con el que se han conseguido logros como estabilizar los casos de afectados por VIH.

Tampoco goza de fondos suficientes el programa de atención a inmigrantes y apenas está financiado un 10% de los 30.000 euros que se necesitan al año para prestar ayuda a este colectivo, especialmente vulnerable en problemas de salud mental ante la grave situación económica que atraviesan en muchos casos. Sobre la ordenanza municipal que prohíbe la prostitución, Médicos del Mundo critica que "sólo ha servido para criminalizar a estas personas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios