La pequeña almazara europea

Los hermanos Juan de Dios y Paula, de 24 y 27 años respectivamente, han encontrado la forma perfecta de vender el aceite de su pequeña almazara: mejorar el sistema italiano. Ha sido difícil, ha habido mucho trabajo, pero lo han conseguido. ¿La fórmula? "Apostar por la calidad, no por la cantidad", dice Juan de Dios García. Y buscar lo que faltaba en el mercado: una marca con "un diseño trabajado de la botella, metida en una caja como de regalo y una etiqueta cuidada", añade este joven malagueño. Así, han conseguido que su aceite de oliva virgen extra, llamado O-Med, haya calado entre los establecimientos gourmet de países como Alemania, Holanda, Bélgica o Suiza.

Pero hasta llegar ahí el trabajo no ha sido fácil. Mucho menos para dos farmacéuticos de profesión. Al acabar la carrera, su padre, natural de Jaén y con tierras, les propuso crear una almazara familiar. "El proyecto nos gustó mucho y decidimos meternos ahí", cuenta Juan de Dios. La empresa se llamó Venchipa. Y su intención fue cambiar la tradicional venta a granel del aceite español a Italia por la venta prácticamente al por menor dando valor a la marca, el diseño y al caldo. "Buscaron un mercado amplio y con capacidad económica alta. Pensaron en Alemania. Realizaron varios viajes, estudios de mercadoý Ahora la firma malagueña vende su oro verde en distintos establecimientos delicatessen tanto del territorio nacional como de centroeuropa. Y también es el aceite seleccionado en restaurantes de calidad como los malagueños Med o Limonar 40.

"La calidad del producto es nuestra prioridad y eso va desde el proceso de producción, pasando por el diseño y la presentación del producto, que hemos cuidado muchísimo", explica Paula García, responsable de exportación de Venchipa. La joven emprendedora cuenta también que el objetivo, en una segunda etapa, es llegar hasta las cocinas de Francia, Gran Bretaña, Irlanda y los países escandinavos.

Ahora, en plena temporada, esta pequeña almazara triturará entre dos y tres millones de aceitunas. "Es el momento en el que me empapo de todo el proceso de producción, que llevamos muy a rajatabla: estoy pendiente de que no se muela el fruto más de doce horas, que no se le dé calor en el batido... que no pierda propiedades", añade.

El aceite O-Med procede de dos fincas que suman casi 200 hectáreas ubicadas en Granada y Jaén. Y cuenta con dos presentaciones, denominados Selection y Arbequina, que se ofrecen en envases de medio litro a un precio que ronda los 12 euros en ambos casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios