El precio de la gasolina vuelve a batir récords en la provincia

  • El combustible se ha encarecido 40 céntimos en tres años y ya se lleva el 11% del sueldo medio de los malagueños · El litro de 95 cuesta 1,4 euros y el diésel lo roza

A perro flaco todo son pulgas y, en plena crisis y con el mayor número de parados de la historia, Málaga también tiene el dudoso honor de ser una de las provincias españolas con el combustible más caro e incluso, en algunas ocasiones, ha liderado este peculiar ranking. A eso hay que sumarle que, en estos momentos, el precio de la gasolina y el diesel está batiendo un nuevo récord, superando incluso los 1,4 euros por litro en la gasolina de 95 octanos y los 1,37 en el gasóleo A, castigando los bolsillos un día sí y otro también.

El precio del barril de petróleo Brent sigue por las nubes, en torno a 119 dólares, y la posibilidad de que Irán corte el suministro de crudo a varios países europeos, entre ellos a España, no ha hecho más que acrecentar las dudas. Resultado: en medio de la marea, el coste sube. El precio del combustible no depende directamente del precio del barril sino de la cotización internacional del petróleo en el mercado. Se mide en dólares y, en función de cómo esté el cambio con el euro, hay altibajos en el precio. De esta forma, puede haber momentos en los que el coste del barril caiga pero el precio final en la gasolinera sea más alto porque el dólar está alto o al revés.

Por otra parte, el coste del litro depende de esa cotización internacional, del margen de beneficio de la petrolera y la estación de servicio, y de los impuestos. Los dos primeros parámetros son muy volubles y el tercero tiende a ser fijo, aunque muy elevado. De hecho, en España la mitad del coste de cada litro corresponde a los impuestos. En Andalucía se da además la circunstancia de que el Gobierno regional introdujo un tramo autonómico el 10 de julio de 2010 en el Impuesto sobre Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos de 2,4 céntimos por litro tanto en gasolina como en diésel. Esos llamados céntimos sanitarios, que también se han incluido en Murcia o Extremadura, hacen que sean precisamente las provincias de estas regiones las que tienen el combustible más caro de todo el país. En diciembre de 2011 -el último informe mensual del Ministerio de Industria publicado- Cáceres, Granada, Badajoz y Málaga eran las cuatro provincias españolas con la gasolina de 95 octanos más cara, mientras que en el diésel las que tenían el precio más alto eran Granada, Huelva, Málaga y Gerona.

La repercusión en la economía familiar es directa y rápida. En el caso de la gasolina 95 el litro cuesta 1,4 euros. El depósito medio de un vehículo ronda los 55 litros por lo que, para llenar el tanque, son necesarios 77 euros. Si partimos de la base de que un conductor habitual puede llenar el depósito dos veces al mes, tendría que pagar 154 euros. El sueldo medio en Málaga asciende a unos 1.350 euros, por lo que echar gasolina supone el 11% del salario. Y a eso hay que sumarle la hipoteca, la comunidad, la luz, el agua, el gas, el teléfono, el IBI, el impuesto del coche, los seguros...

En cualquier caso, los malagueños y, los españoles en general, pueden darse por satisfechos porque este país es de los más baratos de toda la Unión Europea. El precio medio del combustible en la UE de los 27 es de 1,58 euros en el caso de la gasolina y de 1,48 euros en el diesel. Grecia, pese a estar inmersa en una crisis absoluta, ha sido en los últimos tiempos el país con la gasolina más cara de Europa y así sigue. Repostar un litro de gasolina 95 cuesta 1,72 euros, mientras que en los Países Bajos es 1,71 euros, y en Dinamarca, Suecia o Reino Unido alcanza los 1,6 euros.

La incertidumbre marca el futuro a corto plazo, aunque no hay indicios que apunten a una fuerte disminución de precios. El barril de petróleo no está en su máximo histórico (147 dólares en julio de 2008) pero la devaluación del euro respecto al dólar, hasta 1,3 dólares por euro, ha acercado las distancias. Toca rascarse el bolsillo. Otra vez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios