Málaga

La primavera continuará siendo complicada para la población alérgica

  • Las lluvias de los últimos días han dado una tregua, pero al no ser lo suficientemente abundantes apenas si han limpiado el aire

Un campo florecido en esta primavera. Un campo florecido en esta primavera.

Un campo florecido en esta primavera. / javier flores

No son buenas noticias para los alérgicos: la primavera seguirá siendo complicada para ellos. Las lluvias de los últimos días han dado una tregua, pero al no ser abundantes no han alcanzado para limpiar el aire. Así que los niveles de polen continúan altos. "Están altos y van al alza", asegura la especialista del Servicio de Alergología del Hospital Regional Paloma Campo. La médico basa su afirmación en la predicción de la red de Aerobiología de la Universidad de Málaga (UMA).

Están altos los niveles de polen de plátanos de sombra, encinas, alcornoques, olivos, chenopodiaceae, gramíneas y parietarias. Y, según la UMA, la previsión es que sigan subiendo. Campo explica que las últimas precipitaciones han dado un respiro a los alérgicos porque han arrastrado el polen hacia el suelo. Pero en cuanto sale el sol y se elevan las temperaturas, también sube el polen. Así que, salvo que llueva de forma abundante para limpiar el ambiente, los que sufren alergia continuarán perjudicados.

Esta primavera es peor que la del año pasado debido a que las lluvias del invierno han propiciado una mayor polinización respecto a los mismos meses de 2017. Y será especialmente difícil para los alérgicos del interior de la provincia. En la costa, al haber menos vegetación por la existencia de más núcleos urbanos, hay también menos polen en el aire. Pero además, la brisa marina ayuda a limpiar un poco el ambiente de alérgenos. Al interior no llegan estos efectos beneficiosos del mar y, para colmo, hay más vegetación y por lo tanto más polen en suspensión.

En resumen, Campo explica que si continúan los días como en la actualidad -sin una lluvia fuerte que limpie el aire y con un aumento de las temperaturas que traerá más polinización-, la perspectiva es bastante mala para los alérgicos. Por ello, la especialista insiste en los consejos básicos para que sobrelleven mejor la primavera.

Lo primero, prevenir la exposición. Es decir evitar los alérgenos sobre todo en los días de viento. Es recomendable utilizar gafas para impedir que entren en contacto con los ojos, consultar la página de la Universidad de Málaga que informa sobre el polen en suspensión que hay cada día, tomar la medicación, viajar en coche con las ventanillas cerradas y filtros antipolen en el aire acondicionado y consultar con un alergólogo en caso de que sea necesario. Los síntomas de la alergia suelen ser rinitis, estornudos y picor en los ojos. Mal tratada puede convertirse en asma. Por eso, los facultativos recomiendan acudir a un especialista para su diagnóstico y tratamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios