El primer ministro irlandés recibirá a la madre de Amy

  • Ayer se cumplieron dos meses de la desaparición de la menor irlandesa en Mijas

Amy Fitzpatrick, la joven irlandesa de 16 años residente en Mijas, lleva dos meses desaparecida y sin que la investigación depare novedades, mientras que el primer ministro irlandés, Bertie Ahern, recibirá en su despacho a la madre el próximo miércoles, según informó ayer en un comunicado el portavoz familiar.

Ayer se cumplieron los dos meses de su desaparición y un grupo musical de Dublín ofreció en esta ciudad un concierto organizado por familiares de la madre de Amy, Audrey, para recordar que aún no ha sido encontrada en la víspera de la celebración del Día de la Madre en Irlanda y Reino Unido.

La madre y su compañero sentimental, Dave Mahon, acudirán al encuentro con el primer ministro el miércoles a las 13.00 y partirán desde Málaga el día anterior.

La investigación ha barajado que la desaparición se produjera voluntariamente y su madre deseó que todo fuera "una trastada" que se le haya ido de las manos a su hija.

Mientras las autoridades españolas buscan el coche de un amigo de la adolescente al que tenía fácil acceso (un Ford Fiesta blanco de matrícula inglesa C-955-SLK que está desaparecido), en Irlanda la Policía investigó la posibilidad de que la joven pueda estar en el país, donde reside su padre biológico.

Al cumplirse el mes y medio de la desaparición, la familia de la chica ofreció una "sustanciosa gratificación" a todo el que aporte alguna pista fidedigna sobre su paradero e hizo un llamamiento para que cualquiera que tenga algún dato contacte con la familia o la Guardia Civil con el compromiso de que la información se tratará con máxima confidencialidad.

Amy fue vista por última vez sobre las 22.00 del pasado 1 de enero, cuando salió de la casa de una amiga, situada en la urbanización Calypso en Mijas Costa donde ambas habían cuidado del hermano pequeño de ésta última, para dirigirse a su domicilio, en la urbanización Riviera del Sol. En ese punto se perdió su pista.

La familia denunció dos días después ante la Guardia Civil la desaparición debido a que en algunas ocasiones se ausentó, pero nunca más de dos o tres días y siempre telefoneó para decir dónde estaba.

El Instituto Armado realizó varias batidas en distintas zonas de Mijas y Marbella para descartar una línea de trabajo de los investigadores.

Amy mide 1,65 metros, tiene cabello moreno, es delgada, tiene ojos azules y vestía un chándal con una camiseta de la marca diesel negra en aquella ocasión.

La familia se desplazó para repartir carteles con fotografías de la chica hasta Marruecos, Gibraltar y localidades de la costa hasta Alicante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios