Casi mil productores de queso y miel pueden acogerse al decreto de Artesanía Alimentaria

  • La norma favorece el acceso al mercado de las explotaciones familiares y pequeñas empresas

Cerca de un millar de productores de queso y miel y 65 pequeñas empresas de la provincia de Málaga podrían acogerse al decreto de Artesanía Alimentaria, aprobado recientemente por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, indicaron ayer la secretaria general de Medio Rural y Producción Ecológica, Mabel Salinas, y la delegada provincial de Agricultura y Pesca, Mónica Bermúdez. La normativa presenta un marco legal que ofrece a las explotaciones familiares más facilidades para mejorar sus expectativas de mercado. Además, les permite realizar la transformación de las materias primas sin necesidad de intermediarios.

Al margen de éstas y las empresas agroalimentarias de menos de 10 trabajadores, también podrán acogerse a las novedades introducidas por el decreto las secciones de cooperativas agrarias que cumplan con los requisitos establecidos. En total, se estima que en Andalucía puedan acogerse al decreto más de 6.000 pequeños empresarios. La norma incluye también un reconocimiento a la repostería de convento, lo que supone que 14 claustros malagueños pueden acogerse a la misma.

Con este decreto se consigue, además, dotar de un mayor valor añadido a los productos y, por tanto, a las empresas que los elaboran, "potenciando así la competitividad de las explotaciones de pequeño tamaño frente a las grandes cadenas y promoviendo la fijación del territorio a las zonas rurales donde se ubican". Entre los sectores a los que afecta de forma más directa la nueva norma andaluza, destaca la de granja y de miel artesana, si bien se prevé el desarrollo de normas técnicas de producción para mermeladas, avinagrados, adobados, salmueras, encurtidos, salados, sal marina, bollería, pastelería de convento, pescados, crustáceos y moluscos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios