El puerto vuelve a obtener beneficios tras una década en números rojos

  • La Autoridad Portuaria consiguió el año pasado un resultado bruto de 1,4 millones gracias al fuerte tirón de los contenedores y al peso de los cruceros · El tráfico total creció un 128%, el mayor alza de España

Comentarios 1

El puerto de Málaga vuelve a tener, una década después, beneficios. El presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Linde, aseguró ayer que la instalación finalizó el año pasado con un resultado bruto de 1,4 millones de euros, una cantidad desconocida desde que en 2002 este organismo vendiera la finca La Platera y consiguiera réditos importantes para salvar aquel ejercicio. "Hemos dado números negativos en los últimos años y normalmente hemos rondado el millón de euros de pérdidas", explicó Linde, quien señaló que el 2010 sí acabó con beneficio, pero "fue por una operación contable muy compleja en la que contabilizamos como ingreso un dinero que nos dio el Estado. El 2011 es el primer año con saldo positivo desde 2002".

El regreso a los números negros ha sido posible gracias a "un buen año" en el que la Autoridad Portuaria facturó 18,1 millones de euros. Linde detalló que el 28% de los ingresos del puerto procedieron de los cruceros, un 21% del tráfico de contenedores, un 13% de las conexiones con África (Melilla y Ceuta), un 12% del tráfico de granel, un 9% del canon por la explotación del muelle 1, un 5% de la náutica recreativa y un 2% de la pesca. El 10% restante es de otros elementos.

El presidente de la Autoridad Portuaria no cabía en sí de gozo porque el balance del año fue más que satisfactorio. Después de unos ejercicios tibios, el puerto malagueño fue el que más creció en España en 2011, un 128% hasta alcanzar un tráfico total de 5,4 millones de toneladas. En 2009 y 2010 no se llegó ni a la mitad, aunque aún se está algo lejos de los 6,3 millones de toneladas movidas en 2007.

El tráfico de contenedores, uno de los más afectados por la crisis, remontó el vuelo y aumentó el año pasado un 60% hasta los 476.997 TEUS (unidad de medida de los contenedores). Linde justificó esa subida en la consolidación de líneas participadas por Maersk, Hapag-Lloyd o MSC y en los problemas operativos del puerto de Tánger que han permitido que se desviara tráfico hacia Málaga. El tráfico de graneles también creció un 16% respecto al año anterior.

La pequeña nota negativa la puso el turismo de cruceros, que ha sido el que ha tirado del carro en estos últimos años. En 2011 hubo un ligero descenso en el número de pasajeros, un 3%, y no se pudo alcanzar los 700.000 viajeros deseados aunque, según Linde, "pensamos que podremos llegar a esa cifra este año con un aumento del 8%". En su opinión, Málaga "se ha consolidado como puerto base" y consideró que el sector de cruceros "está solventando relativamente bien la crisis". En conjunto, el puerto de Málaga superó el año pasado la barrera de los 2.000 buques, un "récord histórico" para esta instalación.

El 2011 también se recordará como el año en el que el puerto se abrió al resto de la ciudad tras la inauguración del Palmeral de las Sorpresas o la zona comercial del muelle 1. Linde indicó que "el ciclo de las grandes obras ya ha concluido porque está terminado casi todo. El muelle 9 está consolidado y no necesita más obras así como la infraestructura crucerística". El presidente de la Autoridad Portuaria puntualizó que la única obra pública que resta por finalizar es la demolición del contradique de poniente para mejorar la accesibilidad del tráfico, mientras que también resta por hacer el puerto deportivo de San Andrés "aunque eso es una obra privada".

El puerto puede respirar tranquilo, al menos, un año aunque en la Autoridad Portuaria son conscientes de que, al no tener Málaga una gran industria fija, siempre se vive con la incertidumbre. El cobro del canon de actividad del muelle 1 elevará algo los ingresos, aunque se seguirá dependiendo de que las navieras quieran mantener sus cruceros en Málaga y de que se sigan descargando contenedores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios