Las rebajas aumentan la facturación, pero no los beneficios

  • A la espera de datos oficiales, Fecoma apunta que se cumplirán las previsiones con un incremento en las ventas del 5%

El descontento entre los comerciantes de Málaga es generalizado hoy que es el último día de rebajas y después de dos meses de descuentos en sus productos. Aunque los datos que se manejan son favorables al incrementarse las ventas respecto al mismo periodo del año anterior, esto no ha repercutido en sus beneficios en la misma proporción, y todo por la subida del IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido).

La Federación de Comercio de Málaga (Fecoma), a falta de cifras finales oficiales y según los últimos datos que maneja del Observatorio del Comercio, apuntaba ayer que se ha producido un pequeño repunte en la facturación de los comercios en comparación con los datos del año pasado. Las previsiones iniciales estimaban un incremento en las compras de entre un 4 y 5%, "un porcentaje que se corroboró en los primeros días" sobre todo para el sector textil y, en general, para todos los artículos relacionados con equipamiento personal, explicó ayer Enrique Gil, presidente de Fecoma. Para el equipamiento de hogar, en el que se incluyen pequeños electrodomésticos, ordenadores portátiles, etc., Gil aseguró que el repunte en las ventas ha tardado un poco más en hacerse patente y ha sido en la última quincena cuando más se ha notado un incremento, un comportamiento que se viene repitiendo en los últimos años. En general, se han registrado más tiques de venta, aunque las cuantías de cada uno han sido menores que el año pasado. Por eso, en total, el aumento final es más que previsible.

El problema es que un incremento en las ventas y, por tanto, en la facturación no se traduce en mayores beneficios para los comerciantes, de ahí el descontento generalizado por parte de éstos. Con la subida del IVA iniciada el pasado mes de julio, "los comerciantes nos pronunciamos en contra de revertir la subida sobre el producto", recordaba el presidente de Fecoma, por lo que al final se acaba notando en los beneficios del comercio. En este sentido, la vicepresidenta de la Asociación de Amas de Casa Al Andalus, María Huelin, aseguró ayer que la pérdida de beneficios está asociada a los grandes descuentos que desde el principio del periodo de rebajas se han aplicado, lo que también ha animado más a los consumidores y ha ayudado a ese repunte en las ventas. "Las rebajas han sido muy buenas, parecidas al año pasado, con descuentos de golpe de un 50 y un 70%", comentó Huelin.

De todos modos, Enrique Gil lanzó ayer un mensaje optimista para los comerciantes: "Hay que estar contentos porque no se ha rebajado la facturación y no hemos vendido menos", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios