Málaga

La reforma de Alcazabilla terminará una década después de su cierre al tráfico

  • El Ayuntamiento de Málaga prevé acabar en unas semanas la primera fase que se está llevando a cabo en la parte central de la obra para poder empezar la recuperación de los dos tramos pendientes

Comentarios 6

Casi diez años después de que se planteara su rehabilitación, el Ayuntamiento de Málaga encara la recta final para culminar la renovación de la céntrica calle Alcazabilla que está cortada al tráfico desde 2001. En apenas unas semanas la Gerencia Municipal de Urbanismo tiene previsto terminar con la primera fase de las obras, financiadas con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) del Gobierno central, de la parte central de la calle y que acumulan un retraso de más de seis meses debido al hallazgo de restos arqueológicos en la zona. Será justo después cuando se inicie la segunda y última fase de este proyecto que se prolongará durante, al menos, otros cinco meses más y que está incluida en el Plan de Dinamización Turística que el Consistorio y la Junta han puesto en marcha para revitalizar los alrededores de la Catedral y el Museo Picasso.

La empresa Cospel, adjudicataria de la primera fase, está ultimando las actuaciones que aún están pendientes de ejecutar en la parte central de la calle donde ya se ha construido un mirador con vistas al Teatro Romano. Según el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, lo más inmediato será terminar de colocar el pavimento de piedra crema ámbar flameada, similar al del Parque de Málaga, e instalar los bancos de madera y acero inoxidable previstos en la vía.

"Si no se ha terminado ya es porque ha habido que parar la obra en varias ocasiones por motivos arqueológicos", aseguró el edil, que apuntó a la celebración de la Feria como otras de las razones de que la obra sigue sin finalizar ya que "los propietarios de los bares de la zona nos han pedido retrasar esta actuación para poder aprovechar sus terrazas en estas fechas".

Hasta que no se ponga punto final a estos remates no se acometerá la recuperación de los jardines de Ben Gabirol, que presentan un estado lamentable después de haber sufrido las consecuencias de tantos meses de obra. Será la última parte de la fase con cargo a los fondos FEIL y consistirá en reponer el sistema de riego, plantar el nuevo césped e introducir algunas especies más.

Todo esto deberá estar terminado el mes que viene para que dé comienzo la siguiente fase del proyecto que se hará con cargo al Plan Turístico de Málaga, que será financiado en un 60% por la Junta de Andalucía y en un 40% por el Ayuntamiento de la capital. El objeto de esta actuación es completar la urbanización de los tramos de la calle Alcazabilla que han quedado fuera de la actuación de urbanización que actualmente se está ejecutando. Es decir, el tramo norte que va desde la Plaza de la Merced hasta el final del cine Albéniz, incluyendo además la reurbanización de la calle Pozo del Rey, y el tramo sur hasta la Plaza de la Aduana.

El presupuesto de adjudicación es de 633.028,99 euros (IVA excluido) y la obra tendrá un plazo de ejecución de cinco meses. La empresa Hexa será la encargada de acometer la reposición de los servicios de saneamiento, riego y alumbrado público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios