Otra remesa de talentos

La Cónsula es ya una marca reconocida dentro de la hostelería nacional. El delegado provincial de Empleo, Juan Carlos Lomeña, y el alcalde, Francisco de la Torre, participaron ayer en la entrega de diplomas del curso 2006-2008 de la prestigiosa escuela de hostelería, sita en Churriana. Según manifestaron, Málaga pone en el mercado nuevos talentos, merced a la formación recibida en la citada institución.

El Consorcio Escuela de Hostelería de Málaga, constituido en 1991, tiene como objetivo potenciar el sector hostelero andaluz a través de la alta especialización de los futuros trabajadores, investigando y aplicando metodologías innovadoras y manteniendo un permanente intercambio de experiencias con centros de otros países. La Cónsula permite además la práctica profesional, ya que los alumnos trabajan en su restaurante, abierto al público, al tiempo que realizan un período de prácticas en prestigiosas empresas hoteleras y de restauración.

El delegado de Empleo, que también dio la bienvenida a los alumnos de la siguiente promoción, destacó el papel de esta escuela, cuyos alumnos han creado su propio negocio o han encontrado un empleo estable, en muchos casos con puestos de relevancia en hoteles o en restaurantes de prestigio. No obstante, la mayoría de estrellas Michelin andaluzas, son de profesionales formados en La Cónsula.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios