empresas

El 'rent a car' mantiene su lucha

  • Una veintena de empresarios de alquiler de coches se concentraron ayer en el aeropuerto contra la exigencia de Aena de entrar en el parking para subir o dejar a viajeros

Dos turistas entran ayer en el aeropuerto con la concentración de los empresarios al fondo. Dos turistas entran ayer en el aeropuerto con la concentración de los empresarios al fondo.

Dos turistas entran ayer en el aeropuerto con la concentración de los empresarios al fondo. / javier albiñana

Los empresarios del sector de alquiler de vehículos sin conductor, los conocidos como rent a car, temen por la viabilidad de sus negocios y una veintena de ellos se concentraron ayer en la puerta de la terminal 3 del aeropuerto de Málaga. El objetivo era mostrar su rechazo a la exigencia de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) de que tengan que entrar de manera obligada en el parking exprés para recoger o dejar a pasajeros, una medida que, según apuntan, les va a suponer un sobre coste que va a poner en peligro la continuidad de parte de las 200 empresas del sector y de miles de empleados.

"En 2008 firmamos un convenio con Aena por el cual nos daban 100 plazas para poder recibir y dejar a viajeros y nos las han quitado unilateralmente y sin ninguna explicación. Hemos intentado dar soluciones sobre posibles reubicaciones porque hay sitios vacíos que no se están utilizando y también nos lo han negado", denunció ayer Félix Pinar, presidente de la Asociación Empresarial de Coches de Alquiler (Aeca). Ana María García, su homóloga en la patronal Aesva, ve en la medida de Aena "una ansiedad de recaudación de dinero porque no nos dejan aparcar en nuestra zona pero está vacía y no se ha hecho ninguna obra allí".

Aena está remodelando la entrada viaria al aeropuerto y una de las decisiones adoptadas ha sido dejar dos carriles para particulares, vehículos de alquiler y mini autobuses que van directamente al parking, donde se les obliga a entrar siendo gratuitos los 15 primeros minutos, un tiempo que desde Aena consideran más que suficiente para despedir a los familiares o amigos que vayan a coger un avión y que los empresarios ven insuficiente para poder dar un servicio de calidad. Si se supera el cuarto de hora hay que pagar, siendo el parking exprés el más caro del aeropuerto. Ese aparcamiento tiene 300 plazas, una capacidad que Aena cree también suficiente para todos -particulares y empresas- y que los empresarios ven pequeña. "Se pueden mover entre 8.000 y 10.000 vehículos diarios en el aeropuerto en verano entre los rent a car, los particulares y los mini autobuses y se han dejado dos carriles para entrar en forma de jaula, por lo que va a haber un colapso", remarcó Pinar.

Alejandro Lara, directivo de Costa Golf Car Hire, criticó que "si para un particular es fastidioso entrar en el parking para dejar a alguien y posiblemente tener que pagar porque en 15 minutos no da tiempo, imagínese para las empresas que venimos 50 veces al día. Es un sobre coste en un sector en el que los márgenes son pequeños porque España es el país con los precios más bajos de alquiler de coches de Europa". Rubén Avanesi, propietario de Ruben Cars, destacó que tiene una empresa familiar con 30 vehículos "y vamos a desaparecer entre lo que haya de pagar de parking y las multas que nos quieren poner si no estamos dentro". Osvaldo Lombana, encargado de SP Parking, un aparcamiento privado fuera del aeropuerto con 300 plazas y 15 trabajadores, aseguró que "Aena nos quiere sacar de aquí y quedarse con el negocio".

Fuentes de Aena insistieron en que "es necesaria una reorganización porque los viales no pueden soportar tanto tráfico", que se hace para dar una mayor seguridad tanto a los pasajeros como a los turistas y que los empresarios de alquiler de coches "pasan de tener 100 plazas a 300 con 15 minutos gratis, asegurando así la rotación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios