El retraso medio para las operaciones garantizadas crece 5 días en un año

  • Los malagueños esperan una media de 72 días para intervenciones con un plazo máximo de 180

Una intervención quirúrgica. Una intervención quirúrgica.

Una intervención quirúrgica.

La demora media para las operaciones quirúrgicas que cuentan con un plazo máximo de 180 días ha aumentado en la provincia de Málaga en cinco días en tan solo un año. De los 67 días de media que los pacientes esperaban hace un año para una de las 700 intervenciones protegidas por el Decreto 209/2001, se ha pasado a los 72 días, según los últimos datos publicados por el Servicio Andaluz de Salud (SAS), que se refieren al pasado mes de junio. La cifra está, además seis días por encima de la media andaluza. Los hospitales malagueños tienen registrados hasta esa fecha 9.626 pacientes en lista de espera que disfrutan de un plazo de garantía de respuesta de 180 días máximo.

Por centros, el Hospital Comarcal de Antequera, con 1.405 pacientes en espera, es el que arrastra una mayor demora: 95 días. En los 12 meses analizados la espera para una de estas operaciones no urgentes se ha incrementado en 24 días de media. Especialmente llamativo es la intervención de artroplastia diferentes a cadera o rodilla, que sobrepasa en 39 jornadas el plazo máximo. Mientras que la espera en otros procedimientos terapéuticos con uso de quirófano sobre hueso se sitúa en los 195 días. El Hospital Regional de Málaga también ha visto incrementada su media en dos días, y hasta junio la espera media se sitúa en los 86 días. La artroplastia de rodilla es la única intervención que no cumple el decreto, con una demora de 190 días. Su lista de espera asciende a 3.340 pacientes. La demora en el Hospital de la Axarquía -1.090 enfermos aguardan una intervención- es de 69 días, 20 más que hace un año; sin que ninguna operación sobrepase el plazo de 180 días. Mientras que en el Hospital de la Serranía de Ronda la espera se fija en 66 días para 835 pacientes. El Hospital Clínico, con 49 días, y el Costa del Sol, con 48, son los dos centros con la menor espera media por intervención en la provincia.

El SAS prevé planes en los centros para mejorar las cifras de respuesta quirúrgica

La directora gerente del Servicio Andaluz de Salud, Francisca Antón, achacó el aumento generalizado de la demora media para una intervención quirúrgica al envejecimiento de la población y al incremento de las indicaciones médicas de la cirugía. Antón apuntó al envejecimiento de la población como un "reto" de la administración sanitaria y arrojó un indicador: en los últimos seis años los procedimientos relacionados con el envejecimiento han crecido un 11% en Andalucía. "Pese a la crisis se ha hecho un esfuerzo por aumentar la actividad quirúrgica, que ha aumentado un 10%", añadió ayer Antón, durante la presentación de los últimos datos de las esperas.

Ante las cifras de demoras, Francisca Antón explicó que cada hospital, especialmente aquellos que superan las medias andaluzas, ejecutará en los próximos meses un plan propio en función de las necesidades (más tecnología, aumento del personal, ampliación de horarios, etcétera) para mejorar resultados. Entre otras medidas, el SAS prevé aumentar la capacidad de resolución de los centros de salud mediante la ampliación del número de pruebas que pueden solicitar los médicos de familia; el refuerzo de las consultas telemáticas entre hospitales y Atención Primaria; la adecuación de las consultas en los hospitales a la demanda de la Atención Primaria, sobre todo en las áreas más demandadas como Traumatología y Oftalmología; o el impulso del acto único, un sistema que permite realizar pruebas en la propia consulta médica.

Antón subrayó que "Andalucía es la comunidad autónoma más garantista" en lo referido a los tiempos para una intervención y recordó que desde 2006 el plazo máximo se redujo a 120 días para los 71 procedimientos más frecuentes como son las intervenciones de cataratas, artroscopia, prótesis de cadera, hernia inguinal o varices de miembros inferiores. Asimismo, desde diciembre de 2016, la Junta de Andalucía garantiza que los pacientes cardiacos no esperen más de 90 días para una intervención, a través de la orden de 2 de junio de 2016, por la que se reduce el plazo de respuesta quirúrgica para problemas del corazón. Otra de las mejoras en la gestión de las listas de espera se refiere a la reconstrucción mamaria tras una mastectomía, a causa del cáncer, una intervención que desde el pasado mes de agosto ha quedado protegida con un plazo máximo de respuesta de 180 días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios