Laboral Movilizaciones en toda España

Los sindicatos calientan motores para una posible huelga general

  • Miles de personas se manifestaron ayer en Málaga en contra del retraso de la edad de jubilación hasta los 67 años · CCOO y UGT arremetieron contra la banca

Comentarios 3

¿Es simplemente una rabieta o un verdadero aviso de huelga general de los sindicatos? Posiblemente las dos cosas. Miles de personas -11.000 según los sindicatos y 5.000 según la Policía Local- se manifestaron ayer por el centro de Málaga para exigir, por una parte, que se retire la propuesta del Gobierno de retrasar la edad de jubilación desde los 65 a los 67 años y, por otra, para dar un toque de atención al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero.

No fue la de ayer una de las manifestaciones más sonadas de la historia de Málaga. A excepción del piterío de los dos coches que encabezan la caravana de personas -una furgoneta Opel Combo de CCOO y un Toyota de UGT- se oyeron menos gritos y frases hechas de lo habitual. "Si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra" y "Si esto no se apaña, caña, caña, caña" fueron las dos expresiones más empleadas en un acto en el que la media de edad, posiblemente porque era a las personas que más le afecta a corto y medio plazo, superaba los 50 años.

No obstante, eso no impidió que algunos de los presentes se trabajara la puesta en escena. Un grupo de personas se llevó un ataúd, con velas y supuestos trajes religiosos incluidos, para un presunto funeral de un jubilado de 67 años. Otros arremetían contra el dueño del hotel Los Monteros y otros llevaban a sus hijos pequeños con pancartas que decían Y yo cuando ¿a los 90? Sin embargo, la mayoría optó por las típicas banderolas de los sindicatos que, al finalizar el acto, tuvieron que devolver porque cuestan su dinero y "habrá que utilizarlas más veces", decían en los sindicatos.

Antonio Herrera, secretario provincial de CCOO, aseguró que la propuesta de Zapatero es "injusta, inmoral e innecesaria". "El dinero de las pensiones es nuestro y no lo vamos a consentir. O se retira o haremos una huelga general", continuó Herrera ante el aplauso general. El máximo responsable de CCOO en la provincia, que agradeció la presencia de representantes sindicales de la Policía Nacional y la Guardia Civil, acusó a las entidades financieras de "haber usado el dinero de la gente para hacer una gran estafa mundial" y criticó que, en lo que él denominó "crisis de los mangantes", "nos quieren decir que somos nosotros los que hemos causado la crisis y que la tenemos que pagar cuando han sido los bancos". Herrera también se mostró en contra de la reforma laboral y de una flexibilización del despido. "¿Qué más flexibilidad quieren si hay más de 175.000 personas en el paro?", se preguntó.

El secretario provincial de UGT, Manuel Ferrer, advirtió al Gobierno central que "no vamos a permitir que recorte gastos sociales" y animó a Zapatero a que "le diga a los albañiles que estén trabajando en el andamio hasta los 67 años mientras ellos están sentados. No hay derecho". Ferrer coincidió con Herrera en hacer énfasis en que "las pensiones son nuestras y no nos pueden robar la cartera" y arengó a los presentes afirmando que "los trabajadores son los que dominamos este país y sin nosotros no hacen nada".

A la manifestación acudieron representantes del PP, IU y PA y no asistieron directivos del PSOE. En cualquier caso, Ferrer arremetió tanto contra los socialistas como con el PP y abogó por un gobierno "que defienda a los trabajadores". La manifestación terminó sobre las 20:45 y cada cual a su casa. Alguno con un ataúd encima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios