Los sindicatos convocan dos manifestaciones en diez días

  • CCOO y UGT afirman que la reforma laboral "es la más cruda de todo el proceso democrático"

Los sindicatos CCOO y UGT han convocado dos manifestaciones en apenas diez días en señal de protesta por la reforma laboral y el recorte de derechos sociales. La primera de las manifestaciones tendrá lugar este próximo domingo, 19 de febrero, a partir de las 11:00. Partirá desde la Alameda de Colón y llegará hasta la Plaza de la Constitución. La segunda marcha será el miércoles 29 de febrero a las 20:00, se hará el mismo recorrido y se enmarca en una jornada de protesta a escala europea.

Los máximos responsables de UGT y CCOO en Málaga, Manuel Ferrer y Antonio Herrera, atacaron ayer duramente el contenido de la reforma laboral y la política llevada a cabo por el nuevo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Ferrer indicó que esta reforma "es la más cruda de todo el proceso democrático y va más allá incluso de las leyes franquistas de forma que nos lleva a más de 100 años de retraso". En su opinión, castiga duramente a la seguridad de los empleados y no es imparcial porque "es un decretazo inclinado al 90% hacia el empresario y rompe los derechos laborales".

El líder provincial de UGT destacó que, a partir de ahora, "el empresario puede cambiar el sueldo o el horario de cualquier trabajador de forma individual y, si éste no acepta, lo puede despedir de forma procedente". La clave está en que el despido improcedente, por el que se pagaban 45 días por año trabajado y ahora se ha bajado a 33 días, va prácticamente a extinguirse y las empresas solo utilizarán el despido procedente, que supone el abono de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades. El motivo es que las empresas pueden justificar ese despido procedente simplemente con que sus ingresos desciendan de forma consecutiva durante tres trimestres "y hoy en día el 99,9% de las empresas están perdiendo ventas en ese periodo", señaló Ferrer, quien indicó que la reforma laboral "no es legal y atenta contra la Constitución", a la vez que acusó a Rajoy de "mentir" y hacer "una política de trileros".

Antonio Herrera, por su parte, afirmó que la reforma laboral "es la gran estafa del PP a los trabajadores y ciudadanos" e indicó que "Rajoy usa a los parados como moneda de cambio en favor de la gran banca y la gran empresa". El máximo responsable de CCOO en Málaga hizo hincapié en que "los empresarios no van a contratar ni con reforma ni sin reforma porque no tienen expectativas de ingreso, ya que la empresa necesita actividad económica y créditos y no hay ninguna de las dos cosas". Herrera también advirtió que "Rajoy genera un clima de conflictividad porque enfrenta a empresarios y trabajadores, a trabajadores en activo y a parados, y a los jóvenes con los mayores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios