Los socialistas europeos aplauden el "optimismo" de Susana Díaz

  • La presidenta reconoce que "muchos ciudadanos nos miran con indignación" en un encuentro de parlamentarios europeos

Susana Díaz ha pasado en pocos meses de ser una consejera más a convertirse en presidenta de la Junta de Andalucía y en uno de los nombres que más suenan para sustituir a Alfredo Pérez Rubalcaba al frente del PSOE a escala nacional. Ha entrado con fuerza en la cúpula socialista y su nombre ya gana enteros incluso en Europa. Los socialistas del Parlamento Europeo celebran esta semana un encuentro en Málaga y su presidente, Hannes Swoboda, la puso ayer por las nubes. "Debemos crear optimismo para salir de la crisis y Susana Díaz puede hacerlo", repitió en varias ocasiones ante los periodistas con el matiz, además, de que la presidenta andaluza no estaba en la sala.

Díaz fue la encargada de inaugurar el encuentro ayer por la tarde y de darse a conocer entre los cerca de 200 parlamentarios socialistas europeos, a los que les aseguró que "me siento profundamente europeísta y socialista y ambas cosas nos han ido muy bien a Andalucía, una región mayor que algunos estados europeos".

La presidenta reconoció que tenemos una tasa de paro "insoportable" y que "muchos ciudadanos nos miran con indignación porque parece que no tenemos ninguna capacidad para resolver la crisis ni tenemos nada que decir, por lo que se sienten indefensos". En este sentido, subrayó que "el euroescepticismo está campando por sus anchas", pero defendió el interés de Andalucía por la Unión Europea.

En su discurso, Díaz indicó que esta comunidad "apostará por el conocimiento, la innovación y el talento" e hizo hincapié en que "todos los gobiernos tenemos que sanear nuestras cuentas públicas, pero hay que hacerlo compatible con la creación de empleo". Ésta, junto al mantenimiento del estado de bienestar, son las dos banderas que enarboló Díaz ante los parlamentarios europeos como claves. En el polo opuesto, criticó que "la austeridad es una medicina que acaba matando al paciente" y lamentó los cinco años "devastadores" de crisis.

Swoboda, por su parte, calentó motores para las elecciones europeas que tendrán lugar en mayo. Alertó de que las políticas de austeridad que se están aplicando son "erróneas" y resaltó que España, como otros estados en su misma situación, "no puede salir de la crisis por sí misma sino con una política europea de más inversiones". En este apartado, el líder de los parlamentarios socialistas europeos recordó que "las inversiones en Málaga y Andalucía han sido muy importantes en el pasado y en esta época no podría haberlas, por lo que Málaga y Andalucía serían más pobres".

El socialista cree que el futuro de la Unión Europea "está en peligro porque hay países que cada vez piensan más en sus propios intereses y se está empezando a criticar la libre movilidad de ciudadanos, como ocurre en Francia con los que vienen de los Balcanes". Swoboda exigió una Europa unida, acusó a Alemania de "bloquear" numerosos proyectos como la unión bancaria y denunció la ausencia de "una voz fuerte" en Europa que actúe como portavoz ante el resto del mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios