"Yo sólo ponía lo que Roca me dictaba, no sé si eran reales"

  • Salvador Gardoqui, considerado contable del cerebro de la trama, desconoce si las anotaciones que hizo eran o no reales

El acusado en el caso 'Malaya' Salvador Gardoqui, considerado el contable del presunto cerebro de la trama de corrupción en Marbella, Juan Antonio Roca, ha reiterado que se limitaba a escribir en archivos de la sociedad Maras Asesores, donde, según las acusaciones, se recogerían supuestos pagos y cobros, los datos que le dictaba el principal acusado, aunque ha insistido en que no sabía si eran reales, al no tener "el soporte documental que me dijera que eso era cierto".

La Fiscalía Anticorrupción sostiene que Gardoqui llevó la contabilidad de determinadas sociedades y en su despacho en Maras Asesores, empresa vinculada a Roca, se localizaron archivos informáticos de 2004 a 2006, en los que se reflejan ciertos apuntes de ingresos y salidas de fondos que "ilícitamente" llegaban a poder del principal acusado. Además, cuando se le detuvo se le intervinieron documentos de supuestos negocios de Roca.

Gardoqui ya ha declarado en otro bloque del juicio del caso 'Malaya' y en esta sesión ha vuelto a insistir en que hizo los cuadros pero que: "me limitaba a poner lo que el señor Roca me decía", precisando que "jamás" vio "la realidad de estos hechos, es decir, que fueran entradas y salidas de dinero". "Supongo que serían cantidades de dinero, pero yo no he podido saber sobre la veracidad o no", ha apostillado.

Ha asegurado que Roca le dio un disco duro con archivos en blanco, pero ha señalado que éste nunca le explicó conceptos como 'Caja general'. Ha afirmado que él no tenía control de la caja fuerte ni sobre las cuentas, sólo controlaba la contabilidad de las sociedades de las que se encargaba. Asimismo, ha insistido en que "nunca" vio que se entregaran sobres y ha aseverado que no tiene conocimiento "de que se haya realizado pago alguno a nadie".

Ha dicho no saber por qué no hay referencias anteriores a 2004 y ha asegurado que en su despacho "nunca nadie hizo ninguna limpieza". También ha manifestado que no puede saber si esos archivos pudieron ser modificados tras rellenarlos y ha añadido que "nunca ha habido un ánimo de ocultar nada", apuntando que el disco duro estaba encima de la mesa. "Si yo hubiera sabido el problema por el que estoy aquí, primero ni lo hacía y seguramente no estaría allí", ha apostillado.

"Eso no reúne nada de contabilidad, eso lo podía hacer cualquier persona que supiera escribir", ha indicado y ha señalado que "no se basaba en una realidad, sino en una información que venía del señor Roca", contestando que es éste el que "puede dar luz sobre ello". Ha apuntado que éste fue el que le dio información para actualizar un inventario de obras de arte propiedad de aquel, aunque ha matizado que "la ubicación de los cuadros no era la correcta".

También ha vuelto a declarar el acusado Sergio Santana, que trabajó de informático en Maras Asesores hasta 2003 y previamente en la sociedad municipal Planeamiento 2000 y en el gabinete jurídico Sánchez Zubizarreta, considerando las acusaciones que fue sustituido por Gardoqui. Éste ha asegurado que nunca actuó como contable y ha explicado que frecuentemente se le pidió que hiciera hojas de cálculos, pero nunca rellenó esos formularios.

Santana ha indicado que había instalado todos los ordenadores de la sede de la empresa y ha explicado al Tribunal que en un archivo aparece como autor "automáticamente" el que lo crea, recordando que "aún hoy en día, si alguien crea un fichero con un ordenador de Maras seguiré siendo yo el autor". Ha apuntado que realizó trabajo administrativo "sobre unas empresas aparentemente legales, normales y cotidianas".

Ha asegurado que "nunca" vio empresarios dar dinero en efectivo y "jamás" vio hacer pagos a los entonces concejales o funcionarios marbellíes con el dinero que pudiera haber en la caja de la sede de Maras. No obstante, ha indicado que cuando el juez le dijo que si sabía a quién correspondían las iniciales de los archivos, sí reconoció que 'JAR' podría referirse a Juan Antonio Roca o que AR podría ser José Ávila Rojas.

En esta sesión también ha comenzado a declarar el acusado Gonzalo Fernández Castaño, a quien la Fiscalía Anticorrupción acusa de un delito de cohecho por un supuesto pago de 1,2 millones de euros a Roca. El procesado ha dicho que firmó un convenio de permuta, interviniendo en la operación otra empresa que la investigación vincula a los procesados Carlos Sánchez y Andrés Liétor, aunque ha indicado que "ni negoció el convenio ni la permuta".

Ha manifestado que en la operación sólo conocía a Liétor, en quien ha dicho que confió para iniciar este negocio y quien se encargó "de todas las conversaciones con el Ayuntamiento", negando que conociera a Roca o su intervención en esta operación. Igualmente, ha dicho que no conocía Marbella, el mercado inmobiliario o al también acusado Tomás Olivo, quien también habría participado en otra fase de la compraventa.

La continuación de la declaración del acusado Andrés Liétor, que comenzó el pasado miércoles y debía seguir este lunes, ha tenido que ser aplazada al encontrarse enfermo un familiar de su letrada defensora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios